miércoles, 19 de junio de 2013

Bankia sigue buscando a quién encajar pufos

“Con semillas, con frutos secos. Con harina integral, o de centeno. Ciabatta o baguette”.

“Como profesional, sabe que hay muchas formas de hacer pan. Y en Bankia hay muchas formas de no pagar comisiones de servicio para autónomos y pymes. Sólo tiene que acercarse a su oficina y descubrir cuál le encaja. Bankia: consulte condiciones en bankia.es”.




Aunque Bankia quiere seguir metiendo cuña.

Ahora lo hace para explicar las formas de no pagar comisiones, en una campaña que, sintomáticamente, se denomina Programa SIN Comisiones* (aunque se formaliza *CON Condiciones).

La metáfora de la cuerda se me presenta con forma de tuerca —una vuelta más— e imagino presentarme en la oficina y mostrarme un surtido de modelos variados para que elija cuál es el que, adosado a mi espalda, me sienta mejor.

Como si fuera un autómata del pago (explicación mixta que engloba a pyme y autónomo).

Es evidente que han demostrado sus objetivos preferentes: cualquiera al que puedan estrujar.

*****

En su nueva campaña se han centrado en cuatro ámbitos: una cafetería, levantarse cada mañana, formas de marcar un gol o una panadería. Son las cuatro cuñas que encontrarás aquí. El texto que encabezaba el artículo es una copia literal del que encontrarás, si eres curioso, como “Cuña de radio: Programa sin Comisiones IV”.

Y te diré, morena, lo que me fío de ellos y de sus intenciones. Hablan del pan con semillas o frutos secos (para exquisitos neo-gourmets), con harina integral (operación bikini a la vista) o de centeno (el pan negro alemán que Heidi conocía y detestaba de siempre, llevándole, cuando lo descubrió, a guardar pan blanco, esponjoso, para su amiga Clara), ciabatta (italiano) o baguette (pan francés). Pero, por descontado se han olvidado del pan nacional del que recordaré tres extraordinarias modalidades: el castizo candeal, el payés catalán o el untoso bollu preñao asturiano.

*****

Cuando está claro que lo único que tienen en común, un panadero y uno de Bankia, es que se pasan la jornada amasando.

Se excluye, por prudencia, la mención a un pase pernocta.
Y que todos los panaderos, y algunos de Bankia, saben cuándo entran, pero no cuándo salen.

martes, 18 de junio de 2013

Nomenclátor — Unánime

Que se produce por total acuerdo.


"Estamos de acuerdo" Foto: jon smith

Su esencia reside en su carácter absoluto.

Así que construcciones como las que he oído hoy —“bastante unanimidad” o “a pesar de las discrepancias—, carecen completamente de sentido.

*****

Cuando Aramis quiso retirarse a un monasterio, los mosqueteros abandonaron el lema, unánime, de “todos a una”.

*****


Alentamos la discrepancia.

(((Por unanimidad)))

lunes, 17 de junio de 2013

Revueltas y tradiciones

Estando en Florencia comprobé que algunas de las señales de tráfico eran diferentes de las habituales en España.


Foto: Ana

Foto: Lourdes

Foto: Lourdes

Realmente no tengo muy claro el significado de cada una por separado, pero entiendo, perfectamente, lo que suponen vistas en conjunto.

¿Alguien me ayuda a encontrar una explicación? Puedes hacerlo, dejando un comentario.

******

Conocer el deporte tradicional de la ciudad, el calcio storico fiorentino, no hace más que aumentar mi desasosiego.

domingo, 16 de junio de 2013

Nomenclátor — Todo el mundo

Todo el mundo conoce a alguien que, en cualquier circunstancia, se empeña en decir:

Bueno, todo el mundo, no...


"¿Dónde irán? Foto: John Fraissinet

*****


Un servicio de interpretación, al alcance de todos.


En agradecimiento a mi amigo CGP, anticipadamente, por lo que pronto le pediré.

miércoles, 12 de junio de 2013

Ni lo sueñes, Loterías

"Que se note que hay 'pasta'" Foto: Beverly & Pack

Es sabido que los ciudadanos de a pie, el vulgo, desconoce lo complicado que resulta estar forrado. Un anuncio de Loterías recuerda esta realidad, repetidamente, a los que nos gusta escuchar la radio.



“Si mi jet sale de Hawai a las doce del mediodía, a una velocidad de 800 km/h, y mi chica despega en el suyo, desde nuestra casa de la Toscana, a las 9, a 700 km/h, ¿a qué hora nos encontraremos en el punto intermedio, situado en nuestro loft de Manhattan?”

Los problemas de ser rico...

*****

La voz del nuevo rico —y la del narrador— componen un dúo tan detestable que muchos se han animado a encontrar contradicciones en el mensaje (olvidando que, puesto que se trata de publicidad, la falta de verosimilitud está permitida). Aún así, algunos cruzados, como Sunya, tratan de resolver el problema.

Al contrario de lo que le pasaba a Teyve, el lechero judío apegado a la tradición, interpretado magistralmente por Topol, en la película “Fiddler on the roof”, dirigida en 1971 por Norman Jewison. Su propósito es casar a una de sus tres hijas mayores con alguien acaudalado y así acabar con su pobreza. Una de sus aficiones recurrentes (tan imitada hoy) es fantasear con lo que haría con su fortuna, en un número musical memorable: If I were a rich man


Es necio y, en apariencia inflexible, pero las tradiciones, especialmente en tiempos convulsos, se terminan cambiando, máxime cuando las mujeres con las que convives se empeñan en ello.

*****

Pero resulta complicado adquirir sensatez, al margen del dinero que dispongas.

*****

Y, además de conocimientos de física, unos elementales de matemáticas.

Nuestra página hermana, MegaRicos, especializada en asuntos exclusivos, nos facilita algunos datos. Apunto que se usará el $, la moneda más apropiada.


"Gulfstream G650 - $64.5 Millones" Foto: MegaRicos

El jet de mi chica: Bombardier Challenger 300

"Bombardier Challenger 300 - $20.7 Millones" Foto: MegaRicos

Nuestra casa Toscana: Valle de Napa, California

"Mansión Toscana en Valle de Napa - $29.5 Millones" Foto: MegaRicos

Penthouse dúplex en Manhattan,New York

"Dúplex en Manhattan - $26.5 Millones" Foto: MegaRicos

*****

Haremos cuentas:

Jet 1                 64.5
Jet 2                 20.7
Mansión           29.5
Dúplex             26.5

TOTAL       $ 140.2

El próximo bote, previsto para el sorteo de Euromillones de 14/06/2013 es de 129 Millones de €. No me da para la gasolina del primer viaje.

Tendré que recordar que el juego es “el impuesto de los ignorantes”.

*****

Un paso más cerca de la privatización de las Loterías, lo poco que queda por liquidar.

*****

Última hora; el titular más sencillo para la prensa deportiva: Messi, al banquillo.

Ya lo advertimos en su momento; no se nos hizo caso y no sólo no se le nacionalizó, como futbolista, sino que parece que tampoco se hizo lo mismo con sus tributos.

Mi amigo Santi, que se habrá enterado estando en Colombia me recordará que me advirtió que no era trigo limpio.

martes, 11 de junio de 2013

Nomenclátor — CEO

En inglés corresponde al acrónimo de “Chief Executive Officer”. Literalmente traducido significa “Oficial Ejecutivo en Jefe”. Antes se empleaba “Managing Director” o “General Manager”.

Pensando en castizo, podríamos hablar de “Gerente” o, simplemente, “Jefe”.

Siendo escrupuloso se refiere al “Jefazo”, ese sujeto que, cuando aparece, consigue que cesen las conversaciones futboleras (entre varones) y que las hembras se moldeen la melena.

Naturalmente, es una especie en extinción.

Pero el tratamiento se ha extendido, generalizado (en su versión inglesa) y adoptado formas mutantes (V.I.P., Executive, Premium) que pretenden ensalzar, falsamente, el sentido exclusivo de algo que alcanza a cualquiera.


"Estar al mando es muy divertido" Foto: GogDog

Me acaban de llamar y me han hecho una oferta en la que me adscribían en una categoría carente de cualquier valor o relevancia: mi inclusión en ella es prueba fehaciente de la veracidad de mi afirmación.

Le he pedido a la teleoperadora que me la repitiera, “para poder contárselo a ella y que se sintiera orgullosa” y he fingido que me trababa, más de lo necesario (“exe, exe, exe, exécutif”), mientras dos de mis hijos se peleaban de fondo (“son mis hijos, a los que estoy a punto de ejecutar”) y ella tuvo que traducir al español el término (“ejecutivo”), viendo que la conversación no terminaba nunca y a ella, tras escuchar el bofetón que ellos se dieron (“creo que ya se han ejecutado solos”), le resultaba difícil contener la risa y concluyó con un apresurado “¿algo más en lo que le pueda ayudar, señor Secades?” que tengo por cierto deseaba que yo contestara con un escueto "NO", como benévolamente hice.

*****


Un servicio exclusivo, de traducción simultánea, con acceso restringido.



lunes, 10 de junio de 2013

Nomenclátor — Think tank

En la perspectiva de un mundo occidental, globalizado, interconectado e incomprensiblemente pasivo, el ciudadano de a pie —sustento económico del invento— necesita ser orientado. No se le puede dejar andar a su aire, no vaya a ser que cese en su servicio a los intereses colectivos.

Para ello, los teóricos del sistema operan en tres jerarquizadas categorías:

Los gurús. Claramente identificados, llegan a alcanzar un status mesiánico. Su capacidad de sugestión les hace sobrevolar cualquier crítica que se les quiera realizar.

Los grupos de expertos. Son accesibles fácilmente, pero desconocidos para los legos en la materia. El resto de especialistas, excluidos del plantel definitivo, afirman su ignorancia supina, cuando no mencionan su permisividad para el intercambio de dinero (o fluidos).

Think tank. Son utilizados con un fin determinado: servir a los intereses de una agrupación, comúnmente política o económica. Como responsables ideológicos de las propuestas que, tras ser sondeadas y testadas son aprobadas, carecen de rostro y se enmascaran dentro de un colectivo de mayor rango.


"No nos hacemos responsables de recoger el desastre" Foto: veDro - L'Italia al futuro

“Los que mueven los hilos”

*****

Pueden ser considerados como estrategas, sabios, ideólogos o simples oráculos.

En USA se reúnen en oficinas minimalistas, decoradas con muebles de diseño extravagante, mientras los ñordos transportamos y montamos chiffoniers y cajitas plegables con las que guardar corchos, chapas y los tickets de caja.

En España, mucho antes de que la embotelladora de Atlanta quisiera enseñarnos cómo son nuestros bares (en los que no hay jukebox, ni se beben refrescos a morro), cada pueblo contaba con el suyo propio, en el que, pertrechado a la barra, algún intrépido se animaba a lisonjear a la camarera, mientras cuatro viejos, en la mesa de siempre, jugaban al mus y eran capaces de opinar sobre cualquier cosa. La TV les comió el terreno, sin que pudieran preverlo y serían reemplazados fulminantemente por tertulianos, el punto más bajo de la escala evolutiva.

Nadie les echó en falta, por mucho que lo hubieran visto todo, y lo contaran sin cesar (“precisamente por eso”, alguien afirma con falsa ingenuidad).

*****

Son The LumineersHo hey



El servicio de traducción simultánea con conciencia social.


*****

Actualización (11/06/2013):

Mi amigo Bernardo De Andrés Herrero, activo comentarista en este blog y alma mater en Mi tocadiscos dual, propone enriquecer las texturas del espectro cromático y sugiere una banda sonora. Recojo su guante, concretado en estas extraballs:


The Gurus: Good morning [de “All the children sing by...” (2002)]


Grupo de Expertos Solynieve: Claro y meridiano [de “Alegato meridional” (2006)]


Blur: Out of time [de “Think tank” (2003]


Por mi parte, remato con un artista esencial, Van Morrison: In the garden [de “No guru, no method, no teacher” (1986)]




Gracias.

Nomenclátor — Transparencia

Es, a primera vista, etérea, difusa, difícil de apreciar.

Vista de lejos, resulta enormemente atractiva. Pero, al contemplarla próxima, se perciben sus múltiples tentáculos y se intuye que puede resultar insoportable.

Así que se prefiere cercana a otros, pero no se desea junto a uno mismo.


"Yendo en parejas damos más miedo (todavía)" Foto: Luc Viatour

Cuando se trata de convertir en ley, siempre da la sensación de que la ha escrito Francisco.

"O Paco" Foto: lintmachine

*****


Cuando traducir implica aclarar conceptos.


viernes, 7 de junio de 2013

Nomenclátor — Susceptible

¿Yo?


"¿Hablas conmigo?" Foto: ucumari

Nadie como Travis Bickle. Robert De Niro en Taxi driver.


*****

Nomenclátor

Un servicio de traducción sin intenciones ocultas.


jueves, 6 de junio de 2013

Acelera, papá

Ibas apiñado junto a tus hermanos, pasando calor a pesar de las ventanillas bajadas, harto de jugar a ser el primero en ver los mojones que marcaban los kilómetros, aburrido de escuchar las mismas cintas, con las canciones en el mismo orden predecible, reproduciendo, mientras tarareabas, ese crujido y ese salto que tenía el surco del disco original, lleno de polvo y rallonazos y que, al oír en el coche, anticipabas todos esos pequeños momentos, por encima del ruido de huevos fritos y el aire entrando a bocanadas, como lenguas de fuego.

En las curvas jugabas a volcarte, como si no pudieras hacer nada para evitarlo, tratando de aplastar a los hermanos que iban del otro lado, agarrándote a las manijas laterales, porque los cinturones traseros no se habían impuesto todavía.

De repente, en una recta larguísima, entre los vapores de la ilusión óptica provocada por el exceso de calor y un incomprensible efecto refractario —multiplicado por una imaginación ya de por sí calenturienta—, vislumbrabas un tobogán. Todos a una, por una vez, los hermanos se unían en un mismo clamor:

— Acelera, papá.

Tu madre apretaba las uñas de los pies, anticipando un frenazo ficticio, se cogía de la manija disponible para el copiloto y se preparaba para lo peor, porque ella conocía a tu padre de hace mucho tiempo, de antes de que empezara a ponerse capas para tapar su vena psicótica.

— Por Dios, Manolo...

Tu padre —al que le gustaba pisar el acelerador y que estaba harto de tanto calor, de tanta monserga, de tanta cinta de los Beatles, de tener que exprimir el motor del coche para adelantar, jugándose el tipo, a un camión, o a un autobús, justo en el límite, un minuto antes de que la niña dijera que quería hacer pipí—, ve la curva, con los mismos ojos que todos, y decide que sí, que esta vez vale, que ahora va a acelerar.

Aprieta fuerte las manos, tensa los brazos y le pisa. Todo lo que puede. Al máximo. Sus mocasines podrían llegar más lejos, saliéndose para formar parte del motor, pero él ayuda un poquito más levantando el culo y volcando todo su peso sobre el pedal.

— ¡Yuuuuuuuuuuupiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!


"Acelera, papá" Foto: DGTX

Luego, pasaron los años, te tocó sentarte en el asiento delantero, regular el climatizador, ajustar los cinturones y las sillitas de seguridad, fijar la velocidad de crucero para la autopista y poner capas con las que tapar tu vena psicótica.

Intentaste que tus hijos jugaran a ver quién era el primero en descubrir los PKs (“puntos kilométricos”), escuchar música en el iPod que llevabas con listas de música para todos, con orden aleatorio para no saber nunca lo que vendría a continuación y descubriste que era más difícil parar en una autopista, que en una carretera nacional, para bajar a tus hijos y repartir un par de cachetes.

Y, a pesar de que bautizaste de nuevo a los toboganes, llamándolos cambios de rasante, cuando vislumbrabas uno, tus hijos, como tú mismo habías hecho, te pedían, con verdaderas ganas:

— Acelera, papá.

Ella, se agarraba y clavaba sus uñas a modo de freno y (aunque un atisbo de felicidad se asomaba a su rostro, pese a que intentara taparlo con el tamaño de sus gafas de sol y un leve giro de la cabeza que aprovechaba para mirar por el retrovisor, dónde se veía a ella misma, muchos años antes) decía:

— Manolo, por Dios...

*****

Por lo demás, no hay otras situaciones en las que nadie se atreva a decirte que aceleres. Porque todos los que están a tu alrededor asumen que vas más deprisa de lo que deberías.

Como ellos mismos.

— Jo. Es que últimamente ando liadísima. 
— No me da tiempo a nada. 
— De verdad que tengo que parar. 
— No doy abasto.

*****

Tengo la sensación de que, para muchos, el tiempo se les escapa sin que hayan sido capaces de controlar lo que hacen. Todo va demasiado rápido. Todos quieren bajar un poco la velocidad (pese a que el Gobierno, para llevar la contraria, esté estudiando la posibilidad de aumentarla).

Supongo que parte de la explicación reside en que estamos más atentos a lo urgente que a lo importante. Si tuviera ganas de ponerme en plan formalista, propondría ahora un cuadro de doble entrada con urgente (SÍ/NO) en un eje y, en el otro, importante (SÍ/NO) y deberías plantear cómo haces para resolver tus asuntos cotidianos.

Pero no me apetece nada.

Entre otras cosas porque ya sé la respuesta. Y tú también. Ambos sabemos que haces un montón de cosas, todos los días, pero sigues teniendo la sensación de que las prisas no te están ayudando a ser feliz.


Muéstrate
Sigue tu instinto
Inspírate
Deja de ser una víctima
Haz todo aquello que sabes hacer bien
Ama tu trabajo
Míralo todo desde una nueva perspectiva
Ten curiosidad por todo lo que te rodea
No te aísles
Júntate con los que quieres
Márcate objetivos
Acaba lo que empezaste
Ayuda a los demás
Olvídate por un día de las noticias
Baila
Mímate un poco
Enfréntate a tus miedos
Visita un museo
Alguna decisión es mejor que ninguna decisión
Haz ejercicio
Desenchúfate de la tele
Escucha música
Mantente en contacto con la naturaleza
Ánimo, tú puedes
Busca el equilibrio
Procura dormir bien
Lee
Compra flores
Trata de llegar
Programa un plan realista
No te compares con los demás
Vive el momento
No seas injusto contigo mismo
Acepta que la vida tiene momentos buenos y malos
Piensa cada noche en las cosas buenas que te han sucedido hoy
Deja que entren las nuevas ideas
Cree en ti
Sé amable
Deja que la gente sepa lo especial que eres
Sé honesto contigo mismo
No dejes que te obsesionen los pensamientos negativos
Céntrate en crear lo que deseas
Dedica tiempo simplemente a divertirte
Da las gracias a las personas que te enseñan, que te apoyan, que te animan,

e invítalas a tomar un café
No lo olvides... el dinero no puede comprar la felicidad
Ofrece lo que ya no necesitas a quienes sí pueden necesitarlo
Valora quién eres en este momento
Forma parte de un grupo
Encuentra un espacio común
Cuida el amor en tu vida
Haz una lista de agradecimientos
Ama a la Madre Tierra
Hazlo lo mejor posible
No pierdas la esperanza

Nunca sabes lo que el mañana te puede traer
Nunca dejes de aprender
Aprecia lo que tienes
Cree en algo tan grande como tú mismo
Permanece junto a tus amigos y tu familia
Sé honesto contigo mismo

Sé feliz

*****

La canción, de Yael Naim, artista franco-israelí, estaba incluida en su disco homónimo de 2007. Se utilizó en el anuncio del MacBook Air, de Apple, dentro de un sobre.

*****

Inmersos en este mundo hiperconectado, estamos expuestos de forma permanente y perdemos la capacidad de descubrir que la importancia de las cosas es una atribución nuestra, mientras la urgencia viene determinada por una imposición ajena.

Alguien me dice que atienda un asunto urgente.
Desatiendo aquello que yo considero importante.

Los demás nos fijan plazos; somos flexibles con lo que depende de nosotros.

*****

La rapidez se vicia y se torna en prisa. Frente a ella, debería alzarse la virtud de la calma.

*****

La velocidad es la distancia recorrida por un objeto por unidad de tiempo.
La aceleración indica el cambio de velocidad por unidad de tiempo.
La inercia es la propiedad que tienen los cuerpos de mantenerse en su estado de reposo, o movimiento, mientras no se aplique una fuerza.

Es más sencillo acelerar (aumentar la velocidad) que frenar o parar (disminuir la velocidad).

Los anunciantes lo saben. Te animan a que cojas otra carretera, en la que no haya más coches y que vayas más despacio, mirando de otra forma.


Edward Sharpe & The Magnetics Zeros, yendo a casa.

La mejor forma de hacer las cosas.

Un poco más despacio, con calma, disfrutando de lo que haces.


¿A que te gustaría conducir, de otra forma, a otra velocidad?

Está en tu mano.

martes, 4 de junio de 2013

Algunos objetivos

Tras haberse opuesto abiertamente a la Segunda Guerra Mundial, Gerald Holtom, artista británico, diseñó su logo para el desarme nuclear, que sería utilizado en la primera Aldermaston March, del 4 al 7 de abril de 1958, en oposición a la “Guerra Nuclear”, como parte de la “Campaña para el desarme nuclear”. Posteriormente, el movimiento hippie se apropiaría de él; su uso extendido lo convirtió en uno de los símbolos de la paz.

Un gran objetivo. “Por supuesto”.


"Peace" Foto: Celeste Damiani

Conceptualmente el logo es de una extrema simplicidad. Empleó el semáforo, el Código de señales usado por la OMI (Organización Marítima Internacional) que utiliza banderas y resulta apropiado en condiciones de buena visibilidad.

Dado que tenía como objetivo el desarme nuclear (“Nuclear Disarmament”) integró las correspondientes letras del alfabeto.

"Descifrando el código" Foto: mashroms

La paz. Un objetivo de alcance universal.

“Of course”.

Apoyado colectivamente.

"Acción por la paz" Foto: Niconectado

*****

Karl Benz y Gottlieb Daimler inventaron en 1881, en Alemania, de forma independiente, el motor de combustión interna. En lugar de competir, decidieron integrarse en la misma compañía.

A principios del siglo XX, contaron con un notable distribuidor, Emil Jellinek, diplomático, empresario y hombre de mundo, de origen austro-húngaro. Participante en carreras de coches, empezó a apuntar sus pedidos como llamaba a su hija, Mercedes; con el tiempo, daría nombre a la firma.

El famoso logotipo con la estrella de tres puntas rodeada de un círculo, fue diseñado por Daimler. Simboliza la capacidad de adaptación de sus motores para su funcionamiento por tierra, mar o aire. Los laureles, símbolos de la marca Benz, se integraron en un logo perfectamente reconocible.

"Mercedes" Foto: garryknight

La ostentación y el exceso fue una seña de identidad en parte de la comunidad negra en los 80s (y siguientes). Uno de los símbolos de status era llevar mucho oro encima y adornarlo con las estrellas de Mercedes, colgando como si fueran medallones.

Barracus, miembro del equipo A, es recordado por su corte de pelo mohicano, sus problemas para controlar sus accesos de ira y su miedo a volar. Su gusto por el exceso —y su afición a llevar chatarra colgando del cuello— apuntan una explicación pavloviana en la aversión asociada al pitido que el arco de control de acceso emitía cada vez que, infructuosamente, trataba de acceder a un avión, sin estar drogado.

Como quiera que fuera la cosa, supuso un modelo para muchos. El desarrollo descontrolado de conductas imitativas y la falta de respeto a la propiedad ajena, condujeron a que la casa alemana decidiera integrar el logo en la carrocería del vehículo.

"A ver cómo haces para llevártelo ahora" Foto: FroyoNation

La ambición, combinada con el deseo de aparentar y resultar intimidante, dejan expuestas las verdaderas intenciones del que así actúa.

A nadie le gusta la ambición, la ostentación y la avaricia, cuando son ajenas.

“Por supuesto”.

*****

Estamos sometidos a tanta tensión que, en ocasiones, se nos ocurren medidas drásticas con las que resolver, taxativamente, los problemas que afrontamos.

Mi amigo Deploreibol lo tiene claro: “Un tanque es la mejor solución”.

Todos rechazamos el uso de la violencia. No parece concebible que alguien haya tomado una determinación así.

“Of course”.

Pero quizá, en algunas ocasiones, se me ocurren ideas, encuentro atajos, me planteo modos drásticos de terminar con todos esos que creo que se lo merecen de veras. Aquellos que, desapareciendo, conseguirían que el mundo fuera mejor.

No lo tomo en serio. Por supuesto que no. No me crean capaz de hacerlo. Hago todo lo posible para controlarme.

“Of course”.

Aunque quizá —“but maybe”— me sienta tentado a comportarme como un antisistema y  poner a alguno en el punto de mira.

"En el punto de mira"

Es posible que, aceptando sin cuestionar tantos “por supuesto”, mientras se alienta la visión egoísta de este mundo moderno que no deja de cambiar, estemos dejando mucho espacio para demasiados “but maybe” que sólo pretenden eliminar al que (nos) molesta.

Que, curiosamente, suele ser percibido como diferente y, por eso, extraño.

Y, quizá, prescindible.


*****

En ocasiones me cuesta distinguir los logros colectivos, las aspiraciones orientadas hacia lo propio y las lacras sociales, si sólo atiendo a su forma de mostrarse, a su apariencia externa.

*****

El martilleo de ese ritmo pis–benz–pum, pis–benz–pum, pis–benz–pum, repetido sin parar, me obsesiona, me hipnotiza y me levanta jaqueca.