lunes, 30 de junio de 2014

Matemáticas terminales

Todo es bastante sencillo. Mucho más de lo que interesa que creamos.

*****

Supongamos que estamos hablando de un concepto de verdadera importancia.
Al tratar de apropiarse de él, lo vacían de contenido.


"Recorta por la línea de puntos y dale el uso que consideres más apropiado"

Las matemáticas no engañan; cualquier número multiplicado por cero tiene el mismo valor: NULO.

viernes, 20 de junio de 2014

Bruce Hornsby & The Range - The Way It Is



Así son las cosas. Algunas, no cambian nunca.

jueves, 19 de junio de 2014

Respeto

Todos sabemos de qué se va a hablar hoy en España.

Y, aunque no te hayas percatado de ello, la sustancia de todas las conversaciones estará impregnada de un mismo argumento, empeñados en hacer valer los intereses propios por encima de los que tuvieran los demás (a los que se considera, simple y llanamente, que están de más).

"Te voy a espetar una cornada"

Hoy, el día después de que se fueran al traste las intenciones de revalidar su reconocimiento como reyes del deporte rey, sus seguidores reclamarán respeto para los de la Roja, alegando títulos y honores pasados, reivindicando de forma eterna un merecimiento obtenido en justa contienda (pero que parece injusta cuando no coincide con sus deseos).

Perderán balones, pero sus galones se mantendrán intactos, expresados en una solitaria estrella (y obligando a sus séquitos a guardar en el armario una capa, con la que no podrán tapar sus vergüenzas, sino, más bien, sentir sonrojo).


*****

Por otra parte, hoy es el día en que se proclamará a Felipe, al que algunos tienen ganas de colgar como si fuera un Tiësto, mientras los que admiten gustosos ser considerados súbditos, exigen respeto, invocando los honores pasados, exhibiendo los títulos y (con)decoraciones, mostrando una corona y un cetro a modo de símbolos secundarios de una tradición fundada a golpes y transmitida como herencia.

Los detractores opinarán que supone una falta de respeto, pero no habrá forma de que se pongan de acuerdo entre ellos.

*****

En otro lugar, hace casi cincuenta años, la segregación se palpaba en las calles de cualquier población USA. Si eras negro, estabas francamente jodido, en unas condiciones mucho peores de las que hoy puedas llegar a imaginar.

No poder compartir escuelas, establecimientos públicos o asientos en un autobús, suponía un bochorno y un ultraje.

Algunas voces se alzaron contra esa situación, iniciando un movimiento social que buscaba obtener algunos derechos (y eliminar ciertos privilegios).

El avance fue complicado, en un sendero que nunca discurrió en línea recta. Reyes (Martin Luther) y seres sin identidad (Malcolm), sentaron las bases para que algunos artistas comprometidos (en especial, desde el soul) fondo sonoro a sus reivindicaciones.

Otis Redding pidió respeto (aunque, vista hoy, su petición doméstica resulte anticuada, considerándose rey de la casa por ser él quien llevaba el dinero, cariño).



Esa rima primaria fue diseccionada con tino por Aretha Franklin. En ese lenguaje tan conocido en la convivencia marital, deletreaba su exigencia para que no hubiera nada que alegar al r–e–s–p–e–c–t–o.



*****

Las cosas se entienden mejor acudiendo a la familia.
Sin necesidad de ser italiano.
El soul surgió en las iglesias, a las que las familias acudían juntas, buscando la integración y justificando sus plegarias coreando las consignas de los predicadores. Y la Stax, el sello más apasionante, organizó un festival (para negros), a imagen del que los blancos habían orquestado en Woodstock, como forma de reivindicar la injusticia a la que estaban sometidos.
Fue Wattstax, el desfile de modelos más desinhibido que se haya imaginado. Uno de los momentos destacados surgió cuando Roebuck ‘Pop’ Staples inició su cántico, como si fuera un sermón, reconociendo que, en la base del amor, la paz y la libertad, debe estar el respeto hacia uno mismo, sin el cual nada podrá funcionar. Ese discurso, se convirtió en elegía cuando una de sus hijas, la portentosa Mavis, toma el relevo y desborda a cualquiera que la oiga y se sienta partícipe de la congregación.
The Staple Singers coronaron el acontecimiento con verdadera brillantez.



*****

Hoy hemos aprendido que, a reyes muertos, Rey puesto.

*****

Pese a que siempre haya suspicaces, que no creen en coincidencias y afirmen que todo esto de la proclamación se orquestó para que la pompa y el boato hicieran olvidar el mal rato pasado.



Larga vida al Rey.


martes, 17 de junio de 2014

Ponte en mi lugar

Me ocurre en ocasiones.
Enfrentado a las dificultades, las preocupaciones, las tareas pendientes, su cantidad y complejidad me desbordan y me dejo vencer por la debilidad.
Busco un atajo, una forma cobarde de eludir la realidad, evitando encontrar la forma de hacer lo que realmente debería estar haciendo, coronando la secuencia con la explicación a otros de las circunstancias particulares que justifican que haya hecho algo que no debiera, o que no haya llegado a hacer aquello a lo que me había comprometido.
Y en esa búsqueda egoísta de transformar mis motivos (los de verdad, los que ni siquiera me atrevo a descubrir porque intuyo su naturaleza) en razones (empleando argumentos que sólo sirven de excusa), siempre llego a la misma conclusión, orientada a conseguir la complicidad de mi confidente:


“Ponte en mi lugar”

"¡¡¡Ahora mismo!!!"

Imagino que parecerá que estoy hablando de la empatía, una idea que albergaba algo grande en su interior, pero que ha sido vaciada de contenido, utilizándose de forma indiscriminada y confusa, tratando de perpetuar lo mismo que, aparentemente, intenta combatir.

Se ha convertido en un arma que nos arrojamos a la cara, mientras exigimos comprensión para nuestras razones, en lugar de ofrecer a los demás compasión, afecto y apoyo.

MatisyahuOne day



Si nos olvidáramos del orgullo, ese diablillo mutante que se esconde en nuestro interior y nos hace engreídos y soberbios, entenderíamos que no podemos resultar simpáticos a todo el mundo (lo que, por otra parte, convertiría el mundo en un lugar insoportable, alejado de la diversión implícita en la diversidad de los que conformamos el entorno social en el que nos vemos obligados a relacionarnos).

*****

Ni siquiera sus satánicas majestades alcanzaron su distinción por pretender empatizar con él; simplemente, afirmaban su simpatía (y un cierto desconcierto por su naturaleza y la estrategia que emplea en sus taimados juegos).

The Rolling Stones: Sympathy for the devil



He estado en tantos lugares, que no me veo con ánimo para recordarlos todos.


jueves, 12 de junio de 2014

Mu–danza

No importa demasiado cómo empieces. Ni el tiempo que te lleve. Ni cuántos sois en la familia o los años que llevéis residiendo en ese lugar al que os habéis acostumbrado a llamar casa.

Ni cómo seas de organizado.

"Hasta la basura de mi casa está limpia"

Lo cierto es que, cuando acabes, no tendrás ganas de decir ni “mu”, ni de ponerte a danzar.


lunes, 9 de junio de 2014

Tres reglas ocultas que emplea el marketing (con verdadero éxito)

"Las mentiras del marketing masivo"

1 — Todo el mundo cree lo que dice la etiqueta
Creemos, además, que se facilita información para ayudarnos a tomar una decisión de forma más razonada, mejor para nuestros intereses, olvidando que, quienes las escriben siguen, exclusivamente, los intereses de las corporaciones para las que trabajan.

2 — Orientados hacia el progreso
Los productos que se fabrican ahora son mejores que nunca. En su elaboración se aplican los más novedosos avances científicos, los más recientes descubrimientos. Todo fluye hacia un sistema mucho más refinado, sofisticado al máximo, que llena de satisfacción a todos los consumidores.
Se trata de un artificio conceptual, en el que se emplean determinados términos que gozan de aceptación popular y que, vaciados de contenido, sirven para cualquier producto. En el marketing de productos alimentarios, algunos de ellos se emplean a discreción: fresco, natural, casero, artesano, tradicional.
Sospechosamente, los productos que más han desarrollado una labor de investigación científica en la mejora de sus procesos de producción, han alcanzado un consenso para aceptar que los valores clásicos encierran propiedades beneficiosas.
Y que, mirando con ojo, la innovación es peligrosa (aunque vende).

3 — El arma secreta la descubre Kate Cooper, en este vídeo.



*****

Tu interés en conocer las estratagemas que utilizan los genios del marketing, hará que ya sepas qué debes hacer la próxima vez que tengas que llenar la despensa.

*****


*****

También puedes jugar a descubrir los trucos del vídeo.
Sirve para subir nota.

viernes, 6 de junio de 2014

Falsetto

Una forma de cantar que algunos solistas masculinos utilizaban para afectar, de qué manera, su registro vocal.

Tuvo especial aceptación entre los cantantes de música negra, con esa facilidad que mostraban para aullar sus penas a todo aquel que quisiera escucharlas.

"Howling" Foto: Julie Falk

Aquí se inicia una serie.

*****

Barry Gibb (Bee Gees) — Tragedy



PrinceKiss



Eddie HolmanHey there lonely girl



Eugene Record (The Chi–Lites) — Have you seen her



Brian Wilson (The Beach Boys) — Surfer girl



*****

Son los cinco primeros. Si echas alguno en falta, deja tu propuesta en forma de comentario.


jueves, 5 de junio de 2014

Dave Brubeck Quartet - Take Five

Gafapastismo musical, con 50 años de antigüedad (y plena vigencia).

Paul Desmond (saxo alto), Joe Morello (batería), Gene Wright (contrabajo) y Dave Brubeck (piano).

martes, 3 de junio de 2014

Cambio de cromos. 20 detalles en los que (todavía) no habías reparado

Maldita sea mi estampa. El día después de la noticia más comentada del año tengo que cumplir un trámite que había programado con antelación: un pequeño viaje fugaz en coche para resolver un asunto menor, aunque inaplazable.

La consecuencia: tres horas de viaje, escuchando la radio, asistiendo perplejo a la enorme facilidad que tenemos, todos los españoles, para opinar sobre cualquier asunto, dándonoslas de enterados al tiempo que pretendemos sentar cátedra sobre lo que sea, con una facilidad y un descaro increíble.

No importa que ni el propio Gobierno sea capaz de dibujar todavía cómo va a ser la hoja de ruta por la que discurrirá el proceso sucesorio. Pese a que mi tardanza en escribir habrá hecho que, a estas alturas, ya se sepa el contenido de la L. O. que regulará el interregno, ello no quita que, entonces, durante las tres horas que llevan de las nueve al mediodía, todo quisque sabía con certeza cómo debería ser.

Con el apriorismo característico de estos lares, se apiñaban en torno a dos polos de un mismo eje: los que ensalzan los méritos de la Institución, la Transición, la Monarquía, la Corona; esos en los que asombra su capacidad para llenarse la boca con palabras que se entienden como si fueran todas mayúsculas, recordando enormemente la sentencia más memorable del Sr. Lobo. Y, desde el polo opuesto, salen a la calle, envalentonados, los que añorando la República, piden un Referéndum que legitime sus aspiraciones, olvidando que a la monarquía se la debe derrocar, con un método conocido por todos (explicado con vehemencia por Miguel Rellán a Omero Antonutti, en “El maestro de esgrima”, la película que Pedro Olea dirigió en 1992 sobre el libro homónimo de Arturo Pérez–Reverte), del mismo modo que el muro de Berlín fue en su día demolido y no se esperó a que cayera de puro viejo.

En fin. Un suplicio de viaje, asistiendo a la revisión y reforzamiento de tópicos manidos y gastados por el uso, refrescados en raras ocasiones por el repaso del ingenio que facilitan las conciencias individuales, seres distópicos que planteaban con gracejo español las consecuencias de un hecho como el ocurrido.

*****

Se plantea la dificultad de mostrarse original.


"Llenaré esta imagen de marquitas"

Yo me resignaré a analizar el espacio, la puesta en escena, obsesionado como estoy por los detalles.

Las 20 cosas de las que no te habías percatado.


1 – Vade. Sobre este cartapacio firmaré mi renuncia.
2 – El último número del Jueves, con tapas falsas de la Constitución.
3 – Me obligaron a quitar todo lo que tenía esparcido sobre la mesa. En la carpeta amarilla (confieso) hay un Interviú (de diciembre de 1975).
4 – El Presente, el Futuro (y mi Nieta).
5 – Con Papá. ¡Qué napias gastaba el tío!
6 – Teléfono. Tengo memorizados los siguientes números en marcación rápida: (1 Spottorno 2 Felipe 3 Mariano 4 Bieitio 5 Corinna 6 Norma 7 Bárbara 8 Pedro J. –buscar remplazo– 9 Colubi 10 Sofía)
7 – Cuenco para caramelos. Últimamente aprovecho para echar esputos.
8 – Mola mazo. Haces una pregunta y te devuelve una respuesta. Es la bola del ocho.
9 – Un par de lagartos que se persiguen. No sé quién me obsequió la pareja. A veces, fantaseo e imagino cómo uno captura al otro y me evado y dejo pasar el rato.
10 – Unas tijeras. ¿Seré masón?
11 – Un cuchillo. Me dicen que puedo usarlo de abrecartas. ¡Ya! Si todas vienen abiertas. En ocasiones, si se despistan en alguna visita, sin que se den cuenta me voy con la correspondencia que dejan a Mi alcance, sólo por el placer de meter el dedo y abrir el sobre sin mostrar la más mínima delicadeza.
12 – Pedazo lupa. Pesa un güevo. No puedo con ella. Mogollón de aumentos. De joven me miraba en el espejo, usándola.
13 – No tengo la menor idea de qué se trata. Una especie de bola.
14 – Sistema de sonido envolvente. Encendido (se ve la lucecita roja). Sonando Raffaella. Una inspiración. Con la botonera, puedo cambiar de canción.
15 – Paña. Si estoy nostálgico, me descamiso y canto.
16 – Gueropa. Con el cuello jodido, me cuesta llevar el ritmo. Cuando quería barrer con todo, me enfervorizaba y me ponía a tono. Hoy me desanima un poquito.
17 – Nada. Una manchita. Que no se note. Me aburría y quise poner la fecha en que Rua, Rey de los hunos, une a los hunos en uno.
18 – Mis grandes placeres: (a) Sesión megamix de vídeos y caídas tontas de gente llana y campechana.
19 – (b) papel de liar.
20 – (c) risas que me manda Mohamed, con el mismo ordinal que el hereu.

No se nota, pero debajo de la mesa estoy bailando con los pies, antes de que entre Rajoy.

“Firmo, con un poco de desgana.
Cambiamos las banderas de sitio.
Se ve la cola de uno de los lagartos”
“Le doy el papel al barbas, que tira, pero se lo hago pasar mal aguantando un poco.
Se ve, a Mi derecha, Mi periódico de cabecera.
Una foto de Torcuato (qué de bromas le gastaba con su nombre).
Libros de pega.
Mariconadas del chino y de los Kinder que los nietos me traían y no supe tirar.”
“El barbas se quiere pirar.
Le cojo las dos manos y hago como que me tambaleo.
¡Qué guapo estaba, vestido de guardamarina, brazos cruzados, mentón elevado!
Abajo, a la derecha, la foto con Adolfo, apoyándome en él, porque me trastabillaba.
Y barquitos por todos lados”

*****

Estoy contrito.
Se va un personaje de aparición recurrente en este espacio. Un recurso fácil.
Y creo que, estando al borde del abismo, le ayudé a dar un paso al frente.
En la nochebuena del año pasado, coincidiendo con los prolegómenos de su (entonces no lo sabíamos) postrera alocución anual, le animé a pensar en sí mismo y escribir una carta a sus colegas.
Y se le concedió.
En su mensaje, afirmaba literalmente:

“Cuando el pasado enero cumplí setenta y seis años consideré llegado el momento de preparar en unos meses el relevo”.

Ese día, en el que cumplió años, el cinco de enero, víspera de Reyes, el día que escribió la carta a sus colegas y en las que sólo pedía una cosa; ése fue el día en que decidió abdicar.
Jo.
Estoy contrito.

*****

Está a punto de irse.
Pero no pudimos decir:
“A Rey muerto, Rey puesto”.

PD – Nadie lo puedo ver mejor que los Monty Python.