jueves, 9 de junio de 2016

Películas Para Perros

TNT ha vuelto a hacerlo.
El canal que surgió para dinamitar la forma de ver TV ha dado en el clavo.
De nuevo.
Éramos conscientes de que ellos propiciarían una expansión continua: su principal pilar sigue siendo explorar las posibles consecuencias del “big bang”.
Tienen suficientes teóricos de la ciencia reunidos en el mismo cuarto como para no ser capaces de predecir una interminable sucesión cíclica de ocurrencias.

*****

¡Ciclos de cine!, ¡por supuesto!
Tras haber organizado, con éxito, un ciclo de películas orientado a las madres, se han devanado los sesos hasta encontrar otra forma de fomentar el avance de la ciencia y el entretenimiento.

Cifras que representan cosas que no sabemos lo que son:
así es la nueva ciencia, amigos.





—¡No me jodas!
—No seas malhablada.
—¡No me lo puedo creer!
—Puedes hacerlo mejor.
—¡Oh, my Dog!

*****

En TNT, hartos de que se dejaran pasar algunos de los protagonistas de ciertos avances de la humanidad, olvidados sin remisión, apuesta por ellos.

La perrita Laika, catapultada al espacio y comprimida en su misión para convertirse en el primer ser vivo de un hipotético menú intergaláctico.

Los anónimos perros de Pávlov, únicos acompañantes del pionero psicólogo en su vejez. Tras los experimentos, hastiado de la colosal repercusión de sus trabajos, se recluyó en su casa, con dos de sus más fieles compañeros: Boris y Doris. En su decadencia llegó a olvidar que había quitado el badajo de la campanilla de la entrada, harto del estado en que dejaban la casa los malditos chuchos cada vez que alguien accionaba el llamador de la puerta. Murió en soledad, resentido con familiares y amigos, a los que despreciaba injustamente por haberle abandonado. D y P murieron de inanición, ahogados por dentro en unas babas que eran incapaces de secretar.

Y un perro negro, en un dirigible de plomo.

*****

Asumo que empiezo a divagar.

No quiero irme sin recordar a mi perro televisivo favorito de siempre: Pipin.
En 1988 protagonizó una campaña para concienciar del uso de la TV.
En tres entregas.




Todo se presenta en ciclos: para qué negar la evidencia.
Ya no importa que veas demasiado la TV.
Ahora quieren que ellos también la vean.

*****

Me voy a pasear a mi perro. Lo haré con mi amigo Rufus.






Al que pintan, que no agreden.

*****

Me voy, convencido de lo que represento para un canal de TV que veo; las campañas son una demostración de la consideración que se tiene por el público al que se dirigen.

Para TNT soy un perro.

*****

En una campaña, todo cabe en un catálogo.

4 comentarios:

  1. Los cursis les ponen lazos a los perros, les perfuman y les hacen un cambio de estilo en sus peluquerías. Muchos de estos "amantes de los perros" dicen que tienen más "calidad humana" que los humanos. La TNT tiene público para este ciclo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es indudable.
      Hay quienes consienten a los perros lo que no permititían en humanos.
      Allá cada uno con lo suyo.

      Gracias.

      Eliminar
  2. JO PUES YO ME QUEDO CON EL FINAL ESE CATALOGO MOLON DE... BUENO SI GANAN YA SEQUIEN ME VA MONTAR LA CASA

    ResponderEliminar

Tu comentario será bien recibido. Gracias