viernes, 16 de abril de 2021

The Roches — Hammond Song

 


The Roches
Hammond Song

The Roches (1979)

Park Ridge, New Jersey (USA)

Enlace

*****

Si te vas a Hammond, sé que nunca volverás

Según mi opinión, es el camino equivocado

Siempre te amaré, pero no se trata de eso

 

Si te vas con ese tipo, te olvidarás de nosotros

En lo que a mí respecta, sería como si te perdiera

Ni siquiera deberías intentarlo

Venga, me estarías mintiendo

 

Vale, está bien, yo también me fui a Hammond

Hice lo que quise

No soy el único que tiene ese problema

¿Por qué no te enfrentas al hecho de que eres viejo?

Estaría bien si sólo te quedaras en tu sitio

No seas tonto

 

¿Hay una respuesta en sus ojos a esta canción mía?

Dicen que nos volveremos a encontrar en el límite

Pero, el límite ¿estará demasiado lejos?

Dime que estoy en lo correcto

 

Si vas a Hammond, nunca volverás...

 

Cinco minutos y cuarenta y seis segundos.

Eso dura la canción.

(((Si la oyes una sola vez; yo llevo un rato en bucle)))

*****

Las deliciosas armonías vocales de las hermanas Roche (Maggie, Terre y Suzzy) están incluidas en su muy recomendable disco de debut, en el que participa Robert Fripp, produciendo, tocando la guitarra y esos chismes que se inventó para King Crimson y a los que dio nombre (fripperies).

*****

Maggie y Terre dejan la escuela y empiezan a cantar juntas a finales de los ‘60s.

Paul Simon las descubre y las recluta para su tercer disco en solitario, There Goes Rhymin' Simon (1973), donde hacen coros en “Was a Sunny Day”.

Un par de años después publican Seductive Reasoning, lo que anima a su hermana pequeña a dejar la Universidad y unirse en el trío familiar.

Se convierten en habituales de los clubes en Greenwich Village y Robert Fripp se convence de su potencial.

Yo no puedo estar más agradecido.

*****

La canción, escrita por Maggie, reflexiona sobre hacer lo que a uno le da la gana, sin importar las consecuencias.

Todos lo hemos hecho alguna vez.

No siempre somos conscientes de cómo afecta eso a los que nos rodean.

Cada cosa a su edad

jueves, 15 de abril de 2021

Python Lee Jackson — In a Broken Dream


Python Lee Jackson
In a Broken Dream

In a Broken Dream (1970)

Sydney, New South Wales (Australia)

*****

La historia de esta canción es lo suficientemente bizarra como para resistirme a ella.

Lo que sé es que me costará contarla (tengo que acordarme de borrar este párrafo).

*****

La banda se formó en Australia, a finales de 1965, por una mezcla de artistas de origen británico y local. Eligieron el nombre y, tras varios cambios en la formación muy aburridos de relatar, el nuevo cantante dijo, con enorme satisfacción:

Los nombres de los grupos se están volviendo cada vez más ridículos. PLJ es el nombre definitivo; el nombre que termina con todos los nombres.

Pero el éxito les era esquivo, a pesar de que machacaban el circuito underground local.

Se separan, se desesperan, se trasladan y vuelven a intentarlo en UK.

El DJ John Peel les produce una sesión en la que graban tres temas. La voz no estaba yendo bien y el cantante y compositor del tema, Dave Bentley, acepta que le sustituya un desconocido Rod Stewart. Era 1968 y Faces todavía no habían triunfado, así que le pagan con unas fundas nuevas para los asientos de su coche (hay quien afirma que también se incluían alfombrillas; no discutiremos por eso).

Pero la grabación queda en un cajón.

En 1970 se edita como single y motiva la publicación de un LP en 1972 que recoge todo lo que habían ido dejando desperdigado.

No pretendo ser exacto en este relato, pero hay una cierta coincidencia con los hits en solitario de Stewart (“Maggie May”) y de Faces (“Stay with Me”): el conocido efecto bola de nieve que hace ya nadie quiera deshacerse de los descartes (“prenso, luego insisto”).

Voy terminando: una canción que me gusta tanto que hace que por momentos olvide a Rod preguntando si está sexy (¡mierda!)...

 

Me paso todo el tiempo

Bebiendo vino y sintiéndome bien

Esperando encontrar una señal

Que pueda entender

 

La gente buena está en la cama

Antes de las nueve

 

Me siento aquí, en mi habitación solitaria

No lleves tu amor demasiado lejos

Sabes que tus heridas ni siquiera dejarán una cicatriz

Ahora es dónde estás

En un sueño roto

No te olvides de lo que digo:

Torres de marfil, flores ensangrentadas...

La crónica de un toque de queda

miércoles, 14 de abril de 2021

Paolo Conte — Via Con Me

Viajo atrás en el tiempo y llegó hasta 1995 para recordar una película estrenada ese año.

Un canadiense (interpretado por un norteamericano) viaja a París pero su prometida, una norteamericana que ha solicitado nacionalizarse canadiense (a la que da vida una muchacha de Connecticut) decide no acompañarle por su intolerancia a los aviones y la lactosa (luego se sabrá que también a los franceses). El canadiense descubre el amor en París y, pensando que antes no le había pasado a nadie, decide casarse con su particular diosa. Su prometida, lejos de dejarlo pasar, se pone en jarras, rompe la hucha y toma una decisión arriesgada (no es su convencional modo de actuar): se va a París para luchar por su amor (en lugar de darse cuenta del cretino que tenía por compañero). En el avión se topa con un golfo francés (el actor que se pone en su pellejo es de Missouri) que la utiliza y que le ayuda y que la acompaña mientras expulsa las variedades de queso francés que la moza ha ingerido, olvidando situaciones similares previas. Un policía amigo del francés de dedos largos interviene. No es Clouseau (desde luego). Es un actor nacido en Casablanca, de nacionalidad marroquí (y francesa), epítome del nuevo (entonces) cine galo. En algún momento, los protagonistas se separan en la ciudad del amor y, ante una esquiva torre Eiffel (que ella no logra ver), el director de la cinta decide ambientar el momento con la canción de un italiano que repite el estribillo en inglés.


Paolo Conte
Via Con Me

Paris milonga (1981)

Asti, Piemonte (Italia)

Enlace

*****

Lejos, lejos. Vámonos de aquí

Nada más te une a estos lugares

Ni siquiera esas flores azules

 

Lejos, lejos. Ni siquiera este tiempo gris

Lleno de música

Y los hombres que te gustaron

 

Es maravilloso, maravilloso

Buena suerte cariño

Es maravilloso, maravilloso, maravilloso

 

Vete, vete. Ven conmigo

Entra en este amor oscuro

No te pierdas por el mundo

 

Vente, vente. Ven conmigo

No te pierdas la variada muestra de arte

De alguien enamorado de ti

 

Es maravilloso

*****

Para quien no se haya percatado debo decir que la película es “French Kiss”, dirigida por Lawrence Kasdan. El novio canadiense es Timothy Hutton (de Malibú, California); su prometida, aspirante a recibir la ciudadanía canadiense, es Meg Ryan (reina de la comedia romántica, nacida en Fairfield, Connecticut); el francés buscavidas con el que se va complicando es Kevin Kline (de St. Louis, Missouri), el policía parisino es interpretado por Juan Moreno y Herrera-Jiménez, nacido en Casablanca y nacionalidad marroquí (aunque también responda al nombre de Jean Reno y pueda mostrar un pasaporte expedido en Francia).

Finalmente la música es de un italiano del Piamonte y, al parecer, refleja muy bien el momento parisino.

El mundo global se asomaba con fuerza a finales del pasado milenio.

Quiero saber si me bloquean la portada del LP

martes, 13 de abril de 2021

Missouri vs. West Virginia (50 Estados USA)

La Batalla de los Estados® enfrenta esta semana a Missouri y West Virginia.

Y trataré de colar una trola.

En la fase previa Missouri eliminó a Maine (61-57).

West Virginia se vio favorecida por la retirada de Delaware, en el intento (logrado) de concentrar sus esfuerzos para apoyar a Joe Biden y llegar a la Casa Blanca.

Todo puede suceder.

*****

Programa: Noche tras noche (RPA)

Fecha de emisión: 12 de Abril de 2021

Música: Chuck Berry, Bill Withers, William Matheny, Son Volt.

Con Marcos Vega, Yolanda Vázquez, Manu Espiña y Edu Bueno.

*****


Chuck BerryYou Never Can Tell

St. Louis to Liverpool (1964)




Bill WithersLovely Day

Menagerie (1977)




William MathenyGod's Left Hand

Strange Constellations (2017)

 



Son VoltSinking Down

Notes of Blue (2017)


lunes, 12 de abril de 2021

John Sebastian — She's Funny


John Sebastian
She's Funny

Welcome Back (1976)

New York, New York (USA)

Enlace

*****

El fundador de The Lovin’ Spoonful alcanzó algunos éxitos con su banda, pero en 1967 uno de sus compañeros y cofundador, el canadiense Zal Yanovski fue pillado con marihuana en una redada y, temiendo la deportación, delató a su proveedor. Eso hizo que se produjera un rechazo al grupo, en una muestra de omertà que hizo que Yanovski abandonara el grupo, decisión que replicaría un poco más tarde Sebastian.

En 1969, sin nada mejor que hacer, va al concierto de Wooodstock y una lluvia torrencial previa a la actuación de Santana, hace que la organización tomara una decisión desesperada solicitando la participación de algún músico acústico que se encontrara presente y quisiera actuar en tales condiciones.

El hombre era Sebastian, claro que sí y, sobreponiéndose a las dificultades, actúa en solitario por primera vez con notable éxito.

Nacido John Benson Sebastian, titula John B. Sebastian el que será su debut en 1970.

Su cuarto disco, Welcome Back toma el nombre de la serie de TV “Welcome Back, Kotter” y el tema de la sitcom sería un gran éxito, llegando al #1 en listas.

También se incluye esta pequeña delicia, que dejo aquí:

 

Ella es sexy

Es encantadora, cualquiera puede verlo

Pero no es eso por lo que me hace suspirar

Ella es divertida

 

Es curioso cómo mis problemas vuelan

Cuando pienso en cómo me encuentro

 

Es curioso

Pero me parece que según pasa el tiempo

Me doy cuenta que lo que quería desde el principio

Era alguien curioso

Eso es lo que me hace suspirar

Ella es divertida

 Lo que te complace no siempre es lo mismo que lo que buscas

domingo, 11 de abril de 2021

La caza — The Hunt (2020)

Película que vi el otro día y en la que me apetece detenerme.

Antes que nada: no voy a poner el tráiler. Acabo de verlo en YouTube y destripa la trama.

Así que estás avisado: si vas a verla, huye de él.

Una producción de Blumhouse (responsables de, entre otras, “La purga”), protagonizada por una estupenda Betty Gilpin, se trata de una película del género muerte y destrucción, habitual en los estrenos actuales.

El entonces presidente Trump, tan amigo de pronunciarse públicamente, criticó la película antes de su estreno. Además de ser una muestra de su preclaridad de ideas, suponía una confirmación implícita de una de las tesis sobre las que pivota la cinta, pues incluía una denuncia a la creciente polarización del país en dos bloques enfrentados (azules y rojos, por los partidos Demócrata y Republicano).

Estaba previsto que se estrenara en septiembre de 2019, pero los tiroteos de Dayton (9 muertos, 17 heridos) y El Paso (23 muertos, 23 heridos) los primeros días de agosto, hicieron que los planes se vieran alterados.

Finalmente se estrenó el viernes 13 de marzo de 2020. Menos de una semana después, los cines empezaron a cerrar a causa de la pandemia y la película pasó a distribuirse online.

Todo este preámbulo para resumir la trama de forma sucinta: doce personajes protagonizan un remedo de “Diez negritos”, la novela de Agatha Christie en la que tal número de personas enclaustradas van desapareciendo. Sé que hay otros referentes modernos más ajustados (y reconocibles), pero llevo un rato tratando de jugar al despiste.

*****

Y he pensado: ¿qué tal si uso la música, tal y como me gusta hacer?

*****


The Marshall Tucker Band
Can't You See

The Marshall Tucker Band (1973)

Spartanburg, South Carolina (USA)

*****

El tráiler preparado para el estreno programado en 2019 (recuerda, ¡huye de él!), incluía este tema que, sin embargo, no suena en la película.

Es la canción más famosa de una banda de dilatada trayectoria (siguen tocando), importante en la definición de los cánones del southern rock. Se incluyó en su disco de debut, cuyo nombre no corresponde a ningún miembro del grupo, sino que se trata de un afinador de pianos, ciego, de Columbia, la capital del Estado, que había dejado escrito su nombre en la llave que abría la puerta del almacén donde ensayaban y, mientras decidían qué nombre elegir, alguno de los componentes de la banda (es probable que su cantante solista, Doug Gray) se fijó y decidieron que sonaba bien, sin saber que correspondía a una persona real y, entonces, todavía viva.

Una de las características más singulares es su inicio, con Jerry Eubanks a la flauta.

*****

¿No puedes ver, Señor, lo que esta mujer me ha estado haciendo?

***** 

RuelleGame of Survival

Madness (2016)

Nashville, Tennessee (USA)

*****

Se preparó un nuevo tráiler (¡HUYE mucho!) para el estreno de 2020 que, por razones que no acierto a comprender, incluía una nueva canción, de una chica nacida Maggie Eckford, conocida (tampoco demasiado, no te vayas a pensar) por su nombre artístico: Ruelle. La letra incluye claves sobre el desarrollo de la trama; alguien la ha subtitulado lo que me ha ahorrado un trabajo.

Pero la productora asegura que (salvo el tráiler; recuerda: NO LO VEAS) no hicieron ningún cambio en la película, ni como resultado de las críticas de Trump, ni como influencia de los tiroteos, ni para satisfacer el espíritu ocioso que anida en las calenturientas mentes de los que discurren este tipo de filmes.

Nada.

Impóluto, que diría mi amigo.

Asumo que la confección de tráiler se incluya en un negociado diferente al rodaje y edición de una película; hay quien asegura que son escuela para cineastas neófitos; es la posible explicación de que se haya maquetado uno nuevo, que requiere tomas, montajes, sonidos alternativos. Siempre hay becarios más hambrientos que tú, por mucho apetito y ansia de saciarte que seas capaz de mostrar a los que mandan.

Tengo la convicción de que así fue.

*****


Bobbie GentryMississippi Delta

Ode To Billie Joe (1967)

Woodland, Mississippi (USA)

*****

En todo caso, yo había venido aquí por la música. Para alcanzar un mínimo de tranquilidad razonable, cada vez que veo una película considero imprescindible el uso de la aplicación que comparte nombre con una serie de dibujos animados que veía de niño.

Y así, hago uso de ella cuando una música reclama mi atención; lo que suele suceder a menudo. En “La caza” pasó en un par de ocasiones.

La primera fue después de que Crystal (Betty Gilpin) afirmara que procedía de Mississippi. De allí también es Bobbie Gentry, una cantante, ahora retirada, que puede afirmar sin atribularse que ella, exactamente ella, fue la primera mujer en componer y producir su propio material, rompiendo un techo de cristal que, hasta su fulminante aparición, parecía sólidamente consolidado.

Pero en 1967, justo antes de afrontar el verano del amor, su única motivación era escribir canciones que vender a otros artistas. Hizo llegar una demo a Capitol y los directivos vieron el potencial del material entregado. Uno de los temas incluía jerga local, hablaba de comida del terruño y situaba un emplazamiento que también enseñaba a pronunciar.

¿Quién dijo que la música no podía ser didáctica?

 

M, I, doble S, I, doble S, I, doble P, I

 

Justo en medio del cinturón de algodón

Cerca del Delta del Mississippi

El año pasado el cinturón de zarigüeya causaba sensación

 

Dame un pedazo de ese pastel de Johnny

Un poco de ese ‘pandowdy’ de manzana

Recogí los ‘scuppernongs’ de esa vid

Le di un mordisco al ‘chigger’

Y me tomé un cubo de ‘muscadine’

Bobbie GentryOde To Billie Joe

El lote también incluía la canción que iría en la cara B del single, que sería preferida por los DJs de radio, que daría título a su LP de debut, que alcanzaría el #1 en listas y que convertiría a Gentry en mujer referencial. No sale en la peli, pero los que seguís Común Sin Sentido sabéis que adoramos los vericuetos y entraremos a echar un vistazo en esta espléndida historia, llenos de confianza, sabedores de que nos complace indagar en las cosas que se cuecen en los sitios y a las personas que conocemos.

Fue el tres de junio, otro somnoliento y polvoriento día en el Delta. Yo estaba fuera cortando algodón y mi hermano empacaba heno. Paramos a la hora de la cena y volvimos a casa para cenar. Mamá dio una voz por la puerta trasera: “no os olvidéis de limpiaros los pies”. Y dijo también: “Tengo noticias de Choctaw Ridge. Hoy, Billie Joe McAllister se tiró desde el puente del Tallahatchie”.

Papá le dijo a Mamá, mientras se servía las judías: “Bien, Billie Joe nunca tuvo un ápice de sentido común; pásame el pan, por favor”. “Hay cinco acres de los cuarenta de abajo que tengo todavía que arar”. Mamá dijo que era una vergüenza lo de Billie Joe, de todas formas. “Parece que nada bueno ocurre nunca en Choctaw Ridge y ahora Billie Joe McAllister se tira desde el puente del Tallahatchie”.

Mamá me dijo: “niña, ¿qué ha pasado hoy con tu apetito? He cocinado toda la mañana y no has tocado el plato. ¡Ah!, por cierto, ese agradable joven predicador, el hermano Taylor, se pasó hoy por aquí, dijo que le agradaría venir a cenar el domingo. Dijo que vio a una chica muy parecida a ti en Choctaw Ridge y ella y Billie Joe estaban tirando algo desde el puente del Tallahatchie”.

Un año ha pasado desde la noticia sobre Billie Joe. Mi hermano se casó con Becky Thompson y compraron una tienda en Tupelo. Había un virus rondando y Papá lo cogió y se murió la pasada primavera. Ahora Mamá no parece querer hacer nada. Y yo paso mucho tiempo cogiendo flores en Choctaw Ridge y echándolas al agua fangosa desde el puente del Tallahatchie.

 

Hoy se nos hace imposible pensar que esta historia hubiera podido ser cantada por alguien que no fuera Bobbie, pese a que ella afirmó que su pretensión era componer y que tan sólo accedió a interpretarla cuando comprendió que resultaba más barato que cantara ella, en lugar de contratar cantantes adicionales.

Como sucede con las obras maestras su importancia puede comprobarse atendiendo a su influencia. Tony Joe White escuchó a Bobbie Gentry cantar su Oda y comprendió, al instante, que él también podía hablar de la vida de su familia, de las cosas que contemplaba de continuo, una historia que ya relaté antes.

*****


Dusty SpringfieldGirls It Ain't Easy

See All Her Faces (1972)

Londres (UK)

*****

La segunda de las canciones que suenan en “La caza” (te recuerdo que estás leyendo la reseña de una película, por si lo habías olvidado) está interpretada por Mary Isobel Catherine Bernadette O’Brien, un nombre demasiado largo para alguien que quiera dedicarse al mundo del espectáculo (los costes de imprimir los carteles anunciadores se dispararían), abreviado con acierto a Dusty Springfield (de pequeña le gustaba jugar en la calle al fútbol, como si fuera un muchacho más, y no le importaba estar sucia y sudada, llena de polvo. Cuando formó un trío con su hermano Tom y un amigo lo llamaron The Springfields y los hermanos tomaron ese apellido para siempre).

Estaba previsto que Dusty editara un tercer disco con Atlantic (tras los éxitos de Dusty in Memphis, 1969 y A Brand New Me, 1970), pero el proyecto se fue aplazando hasta su cancelación. Ficha por Philips y edita un único disco, en el que se mezclan canciones que había ido grabando para su LP fallido, algunas publicadas como singles y otras grabadas en Londres, como es la que nos ocupa, que además produjo ella misma. El carácter poliédrico de la obra (participaron hasta siete productores diferentes más) condujo a un sonido menos compacto que el aclamado in Memphis, pero repetir un disco así es difícil y, para quienes primamos las canciones por encima de los LPs, el resultado era un aliciente por su variedad. Todo quedó enfatizado por el título, uno de los temas de la cara B. Sólo se editó en el Reino Unido; lo que dota de un aire de misterio a este singular trabajo.

La canción, deliciosa, es un ejemplo precoz (y muy ingenuo) de sororidad.

 

Sí. No es fácil

Chicas, no es fácil

Mantener satisfecho al hombre que amas

 

El trabajo de una mujer nunca se termina

Nunca se detiene y sigue y sigue

A veces las cosas se ponen difíciles

Y parece que tu esfuerzo no es suficiente

Tienes que perder el sueño

Siete días a la semana

 

No es fácil retener a tu lado a quien amas

Para que esté feliz debes estar preparada

Dispuesta a pasar noches solitarias

 

Tienes que concederle tus favores con comprensión

Cuando comprensión es lo que él necesita

Nos esforzamos en darles respeto

Y todo lo que obtenemos es su arrepentimiento

 

Pero cuando tienen problemas

Necesitan nuestro amor y cuidado

No importa cuándo tenemos que estar ahí

Tendré que seguir intentándolo entre llantos

Pero el mensaje es completamente inapropiado, al menos para una película que se resume en un enfrentamiento, a muerte, entre dos mujeres: Betty Gilpin y Hilary Swank.

 No siempre puedes elegir tus enemigos

sábado, 10 de abril de 2021

The Standells — Dirty Water


The Standells
Dirty Water

Dirty Water (1966)

Los Angeles, California (USA)

Larry Tamblyn / Tony Valentino / Gary Lane / Dick Dodd

*****

La canción de más éxito de este grupo angelino practicante de garaje está vinculada a Boston, por el atraco que sufrió Ed Cobb, autor de la pieza, mientras estaba en la capital de Massachusetts. Es, pues, un homenaje a la ciudad, al puerto y al contaminado río Charles.

Te voy a contar una historia

Te hablaré de mi ciudad

Te contaré una gran historia mala, cariño

Se trata de mi ciudad

 

Bajando el río

En las orillas del río Charles

Ahí podrás encontrarme

Junto con amantes, atracadores y ladrones (¡son geniales!)

Bueno, amo ese agua sucia

Oh, Boston, eres mi hogar (el lugar número uno)

Mujeres frustradas tienen que llegar a las doce en punto

Y yo estoy saltando, lleno de deseo

Pero las puertas me están bloqueando

 

Boston, eres mi hogar

Amo el agua sucia de Boston

Me encanta

Amo esa agua sucia ¿has oído hablar del estrangulador?

Amo esa agua sucia, soy el hombre


A cualquier pájaro le gusta su nido

viernes, 9 de abril de 2021

The Rolling Stones — Fool To Cry


The Rolling Stones
Fool To Cry

Black and Blue (1976)

London (UK)

Enlace

Mick Jagger / Keith Richards / Bill Wyman / Charlie Watts

*****

Primer disco grabado tras la marcha de Mick Taylor, el estudio sirvió para probar nuevos guitarristas que lo sustituyeran: Ronnie Wood entre ellos (pese a que en este tema, el primer sencillo y más exitoso del LP, el que tocaba era Wayne Perkins).

Y Billy Preston trabajó en todos los cortes menos en éste, donde sí estaba en los teclados Nicky Hopkins)

*****

Cuando llegue a casa, cariño

Después de haber estado trabajando toda la noche

Senté a mi hija en mis rodillas y me dijo:

“Papá, ¿qué pasa?”

Y luego susurró en mi oído, de una forma tan dulce

¿Sabes lo que me dijo?:

 

“Papá, eres un tonto por llorar”

 Necesitamos ser sentimentales