martes, 11 de octubre de 2011

Las cerezas

La metáfora clásica de la media naranja encierra una profunda decepción: comprobar que uno es una parte incompleta de un todo mayor que nos engloba.

Las relaciones de pareja, maduras, se fundamentan en una unión en la que, cada uno, contiene su propia identidad. Están vinculados, pero no limitados. Están pendientes, manteniéndose independientes, mientras anhelan su mutua dependencia.

Foto: chumsdock

En la forma, son como cerezas.

19 comentarios:

  1. De nuevo una reflexión exacta, aunque querido amigo, solo unos pocos estáis preparados para hacer de algo tan simple como un dicho popular una alegoría del amor de pareja, de la libertad de la pareja, de la pareja como la unión de dos unidades independientes y con su espacio individual. Quizás por ese motivo, porque pocos llegan a esa reflexión, las parejas se cansan, se separan y llegan a odiarse, y en determinados casos el odio es insuperable. Por ese motivo cuando ley tu articulo, comentario o reflexión, me dije, corta pero exacta, ese es el autentico kit de la cuestión, en definitiva cuando emprendes tu vida en pareja, crees que una parte de ti tiene que quedar anulada para complementar a la otra persona, craso error, tu seguirás siendo tu como individuo, porque intentar hacer cosas que nunca haría, porque actuar de manera diferente. Ahora con tu simpleza me haces entender muchas cosas que no entendía, nuevamente gracias amigo

    ResponderEliminar
  2. Un besín de la tu cereza

    ResponderEliminar
  3. Y otro de una media narnaja...?

    ResponderEliminar
  4. Ya decía yo que tu eras un "hueso duro de roer" ... las naranjas tienen pepitas, pero el tuyo más que de cereza es de melocotón :-D

    ResponderEliminar
  5. quiero suponer que cuando llegas a formar la naranja completa es que has encontrado a la persona idónea para este fin, y me imagino que será quien te haga sentir libre y cómodo con tu forma de ser,pensar, acturar y sentir, porque si la persona a la que unes tu existencia no hace otra cosa que intentar influir,modificar o anular tu personalidad, entonces creo que quiero seguir cargando solo con mi mitad.

    ResponderEliminar
  6. yo de momento aun no encontre a mi otra cereza pero sigo buscando

    ResponderEliminar
  7. Unos consejos de Khalil Gibran para las cerezas y las naranjas:

    Nacisteis juntos y juntos permaneceréis para siempre. Estaréis juntos cuando las blancas alas de la muerte esparzan vuestros días.
    Y también en la memoria silenciosa de Dios estaréis juntos.
    Pero dejad que los vientos del cielo libren sus danzas entre vosotros.
    Amaos con devoción pero no hagáis del amor una atadura.
    Haced del amor un mar móvil entre las orillas de vuestras almas.
    Llenaos uno al otro vuestras copas pero no bebáis de una misma copa.
    Compartid vuestro pan pero no comáis del mismo trozo.
    Cantad y bailad juntos y estad alegres pero que cada uno de vosotros sea independiente. Las cuerdas de un laúd están separadas aunque vibren con la misma música.
    Dad vuestro corazón pero no para que vuestro compañero se adueñe de él.
    Porque sólo la mano de la vida puede contener los corazones.
    Y permaneced juntos... pero no demasiado juntos. Porque los pilares sostienen el templo pero están separados. Y ni el roble crece bajo la sombra del ciprés ni el ciprés bajo la del roble.
    Buenas noches
    Nina

    ResponderEliminar
  8. ¡Perpleja! Más que perpleja,¡ muerta de envidia ! y la tu cereza no te manda más que un besín........ tenía que comerte a besos y rechupetear el hueso ¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  9. Gracias a todos. Especialmente a la que, a partir de ahora, me llama "cerecito"

    ResponderEliminar
  10. Felicidades, otro comentario, breve pero con contenido.

    ResponderEliminar
  11. La cereza esta orgullosísima porque:
    a. Me respeta
    b. Me acompaña
    c. Me apoya en mis intereses
    d. Me riñe cuando no dicuto opiniones.
    e. En fin me quiere y le quiero.
    salió cursi, pero es sincero. Bien es cierto que en algunas ocasiones nos asesinaríamos.;)

    ResponderEliminar
  12. Hay cerezas que vienen 3 en el mismo racimo. : )

    ResponderEliminar
  13. Si no hubiera leído que lo firma un viejo artesano, hubiera pensado que lo firma uno verde : )

    ResponderEliminar
  14. Es toda una declaración de intenciones y, a la vez la reflexión para pararnos a pensar en el tópico "típico" de la expresión mi media naranja.
    Si, la representación de una unión, "indisoluble" es,la aportación de dos maneras, formas, vidas, autónomas que aportan al otro lo que desconocen.
    Están unidos, allegados y a la vez forman su propio universo, claramente complementado con la aportación del otro.

    ResponderEliminar
  15. Me alegra mucho que os haya gustado

    ResponderEliminar
  16. Me gusta mucho más el símil de las cerezas que el de la naranja.
    Genial lo de " están pendientes manteniendose independientes "

    ResponderEliminar
  17. Por qué tanta antipatía? Por qué escribís sobre el si tan malo os parece ? Yo le sigo desde hace no mucho pero no creo q transmita cosas malas, simplemente expresa desde su experiencia para "acompañar "a la gente a intentar ser más felices o tener más bienestar interno. En definitiva creo q es pasar X la vida de un modo más productivo, más sano, más proactivo. No es fácil no, pero..... El expresa y quien quiera q se lo crea o siga pero no hace ningún mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo el comentario, salvo que exista una confusión por mi parte.
      Agradecería alguna aclaración por su parte, si fuese posible.
      Gracias.
      Un saludo.

      Eliminar

Tu comentario será bien recibido. Gracias