martes, 11 de septiembre de 2012

Gales (UK 666) (01-B)


11/09 — Etapa 01: (A) Irlanda del Norte y (B) Gales
14/09 — Etapa 02: Glasgow (Escocia)
18/09 — Etapa 03: Resto de Escocia
25/09 — Etapa 04: Norte de Inglaterra (North East & North West)
28/09 — Etapa 05: El Gran Manchester
02/10 — Etapa 06: Merseyside
05/10 — Etapa 07: Yorkshire
09/10 — Etapa 08: Midlands (East & West)
16/10 — Etapa 09: Este (East of England)
19/10 — Etapa 10: Sudeste (South East England)
23/10 — Etapa 11: Sudoeste (South West England)
26/10 — Etapa 12: London ‘60s
30/10 — Etapa 13: London ‘70s
02/11 — Etapa 14: London, los primeros ‘80s
06/11 — Etapa 15: London, el final de los ‘80s
09/11 — Etapa 16: London ‘90s
13/11 — Etapa 17: London, el nuevo milenio

Guía de la visita

Después de haber visitado Irlanda del Norte, por la mañana, hemos cogido un overcraft que nos ha llevado (en un torbellino acolchado) desde Belfast hasta Cardiff, la capital de Gales.

Un país, constituyente del Reino Unido, del que destacaré algunos rasgos característicos. El mar, la montaña, los paisajes verdes, la industria del carbón, tener un idioma y un folklore propio, un príncipe heredero y un importante puerto; todo ello me recuerda al sitio donde vivo. Pero conocer que celebran una fiesta que se llama “Eistedfod” (que en galés significa “estar sentado”) supone que me plantee establecer allí mi lugar de retiro. Lo que todavía no llego a comprender es cómo, siendo tan parecidas, Asturias no se ha forjado una tradición en rugby. Supongo que será porque elegimos triunfar en hockey sobre patines.

Utilizan una bandera muy llamativa, con un dragón rojo sobre un campo verde y blanco. Es el dragón de Cadwaladr (en galés “Y Ddraig Goch”) y los colores de la casa Tudor. A los galeses (en un rasgo que identifica el brillante ingenio británico) se les conoce como los dragones rojos.


Se organizan en 22 autoridades unitarias, creadas en 1996. Tres son ciudades: Newport, Cardiff y Swansea. Nueve son condados: Monmoutshire, Carmarthenshire, Ceredigion, Powys, Flintshire, Denbigshire, Gwynedd, Anglesey y Pembrokeshire. Diez son distritos condales: Merthyr Tydfil, Caerphilly, Blaenau Gwent, Torfaen, Vale of Glamorgan, Bridgend, Rhondda Cynon Taf, Neath Port Talbot, Wrexham y Conwy.

Los paisajes son espectaculares, especialmente en los parques nacionales de Snowdonia, Brecon Beacons y la Costa de Pembrokeshire y en las cuatro áreas de destacada belleza natural: Anglesey, la Cordillera Clwydian, la Península de Gower y el Valle Wye.

Gales ha dado un montón de personajes relevantes: el Rey Arturo (inspirador de la [ficticia] leyenda artúrica), T. E. Lawrence (conocido “de Arabia”), Henry Morgan (pirata), Henry Stanley (encabezó la expedición al río Congo, descubrió los lagos Victoria y Tanganica y supuso que había encontrado al desaparecido Dr. Livingstone).

Actores: Christian Bale (“American psycho”, “The prestige: El truco final”), Richard Burton (reiterado marido de Elizabeth Taylor), Anthony Hopkins (Hannibal Lecter, Doctor en “El silencio de los corderos” y Stevens, mayordomo en “Lo que queda del día”), Catherine Zeta-Jones (esposa de Michael Douglas, trabajó en “Chicago”, “La trampa” o “La máscara del Zorro”).

Deportistas: Gareth Edwards (jugador de rugby, medio de melé, que conseguiría that try), Ryan Giggs (jugador de fútbol del Manchester United), Barry John (jugador de rugby, medio de apertura, apodado “The King”).

Escritores: Roald Dahl (autor de libros infantiles como “Charlie y la fábrica de chocolate”, “James y el melocotón gigante” o “Matilda”, y del descacharrante libro para adultos “Mi tío Oswald”), Ken Follett (“Los pilares de la Tierra”), Bertrand Russell (filósofo y matemático, obtuvo el Nóbel de Literatura en 1950), Dylan Thomas (responsable del cambio de nombre de Robert Zimmerman).

Y muchos músicos, que es a lo que hemos venido.

Gales (15)

Tom Jones It’s not unusual

Alcanzar los primeros puestos de las listas de ventas, y hacerlo con un lapso de cuarenta años, no está al alcance de cualquiera. Si además, el protagonista de esta hazaña, Tom Jones, es capaz de mantener el mismo espíritu jovial y aventurero —como una especie de huracán de lujuriosa lascivia—, se convierte en un hecho digno de estudio, próximo a una manifestación milagrera. Claro que estamos hablando del “tigre de Gales”, conocido por apuntarse a tomar bebedizos matinales a base de baba de caracol, extracto de cobra y semen de pantera. Suena falso —lo es—; si quieres conocer la verdadera receta —y no te sirve con la dosis propuesta—, márcate una cuádruple sesión con “Delilah”, “What’s new, pussycat?”, “Kiss” y “Sex bomb”. La leche.

Mary Hopkin Those were the days

¡Cómo mola! El inimitable (y entonces jovencísimo) Tom Jones ¡con tarabica! presentando a la también galesa Mary Hopkin, en una actuación recuperada por un programa de la TV japonesa, de una inevitable presencia en cualquier recopilatorio de los años ‘60s, la recreación de una canción de origen ruso “Дорогой длинною”, escrita por Gene Raskin que, gracias a los royalties, pudo comprarse una fina en Pollença (Mallorca) y recordar a cualquiera que quisiera escucharle que, su canción, fue la primera en editarse en el sello Apple, el sello que fundaron The Beatles, no la compañía que ofrece microJobs. Naturalmente, Hopkin no podría repetir una carambola semejante. El la-la-la es coetáneo del de Massiel, aunque donde la galesa parece una corderilla, la española se recuerda como una cabra alocada.


Dave Edmunds’ Rockpile I hear you knocking

La historia es la siguiente. Dave Edmunds montó un grupo y lo llamó Rockpile. Tuvo un éxito clamoroso con este “I hear you knocking” (que suena como si lo cantara haciendo bocina con las manos) y le invitan a actuar en un programa de la TV alemana. Allí las groupies son más moderadas —mientras las están grabando—, pero albergan las mismas intenciones que las de cualquier otro lugar. A la vista del percal, Edmunds se encierra en el camerino y (“ya te oigo llamar”) no piensa abrir: ha descubierto entre la jauría teutona a un mozo de melena, bigotón y perilla y, por si fuera poco, al psicótico que toca los platillos con la cabeza, llevando pajarita y chaleco, el mismo atuendo que Calisto. ¡Cualquiera abre!

Bonnie Tyler It’s a heartache

Bonnie Tyler recibió pronto una tarjeta de presentación que, aunque ella no encargó, le acompañó para siempre y en la que rezaba: voz rasgada. “It’s a heartache” fue un megahit en 1977 y, en tve, no había gala en la que no apareciera, con esa presencia timorata, anunciando que tenía el corazón dolío (antes de que alguien pidiera tiritas para el suyo, que estaba partío). Lo cierto es que, tanto dolor, eclipsó del todo su corazón. Tras entregar la crónica de su nuevo padecimiento cardíaco, se disolvió —cual azucarillo— para dulcemente desaparecer y quedar, como envuelta en una bruma, en la memoria de algún cronista nostálgico.

Shakin’ Stevens This ole house

Shakin’ Stevens no era un desconocido cuando tuvo su mayor momento de gloria en 1981. Ya se dedicaba al negocio musical desde finales de los ‘60s (al frente de The Sunsets). Así que, recuperar esta vieja canción —interpretada inicialmente por Rosemary Clooney y compuesta por Stuart Hamblen que narraba una peripecia en las montañas junto a su amigo, el actor John Wayne, cuando, al entrar ambos en una cabaña abandonada, descubrieron, entre las ruinas y la basura, un cadáver y su perro famélico velándole—, le valió para saborear las mieles del triunfo (con ese aire rockabilly) y maldecir para siempre el estúpido apodo que le obligaría a bailar perpetuamente como si tuviera tembleque en las piernas. El sabor agridulce del éxito.

Shirley Bassey I am what I am

Shirley Bassey puede considerarse una mujer afortunada: ha participado poniendo voz a varios Bond, Themes Bond, entre ellos “Goldfinger” (1964), “Diamonds are forever” (1971) y “Moonraker” (1979). Y aún así quiso atreverse con la canción que cantaban en la versión de Brooklyn, que más tarde inspiraría en Italia a Michel Serrault y Ugo Tognazzi para protagonizar “La cage aux folles” (la jaula de las locas), y que, ayudaría a Gloria Gaynor a edificar su portal del orgullo gay, formando twin towers (presidiendo al alimón la entrada), junto a “I will survive”.

The Darling Buds Burst

En 1988 los grupos con voz solista femenina se pusieron de moda (otra vez). Se repetía el modelo Blondie (y Debbie Harry demostraba ser motivo de inspiración, no sólo para chicos). La avanzadilla vino de Islandia. El impacto de The Sugarcubes (con Björk Gudmunsdóttir) fue mayúsculo. Después, The Primitives (con Tracy Tracy), Transvision Vamp (con Wendy James) y estos The Darling Buds (con Andrea Lewis) fueron el adelanto para un quinteto excitante que cerraría The Sundays (con Harriet Wheeler). De todos ellos, los galeses fueron los de trayectoria más efímera, reducida (casi) a este vertiginoso “Burst”.


Donna Lewis I love you always forever

Me gusta Donna Lewis y me gusta su debut y su único éxito comercial —al margen de su colaboración con Richard Marx en “At the beginning”, incluída en la banda sonora de “Anastasia”—. Sin embargo, le he cogido manía al vídeo. Me ha provocado la misma reacción que, en una librería, cuando tienes que andar girando la cabeza porque los títulos de los libros están alineados alternativamente y, además de desarrollar tortícolis, te planteas qué empuja a la gente (en este caso al realizador del videoclip) a hacer sufrir, sin necesidad, a su público potencial.


La ausencia de una simple “A” convierte a un maniático —alguien obsesionado por el orden— en un maníaco —simplemente obsesionado—. El ambiente que se respira en el clip (la batería envuelta en plásticos, los enchufes, la recreación de una célula de aislamiento, los niños sin ojos ni boca) y el tono admonitorio de quienes se confiesan “predicadores callejeros”, otorga el aire desasosegante esperado, en una (por otra parte) preciosa canción. Los galeses Manic Street Preachers (por medio de James Dean Bradfield) te invitan a la acción. Su inspiración fue la Guerra Civil y una fotografía propagandística. De ahí que el periódico sea español y aparezca Azaña.

Feeder Buck Rogers

Al principio del vídeo aparece un elefante. Se para y de la panza emerge una rampa abatible y descienden tres personas: Grant Nicholas (cantante y guitarrista), Taka Hirose (bajista de origen japonés) y Jon Lee (batería en el vídeo y suicida en 2002). Suenan a Pixies, a Sonic Youth o a Sugar. O lo que es lo mismo: a guitarras potentes. El single supuso un espaldarazo para Feeder, la banda, y un obstáculo insalvable para Lee. Ya sé que tener ideas, estando de luto, no tiene gracia, pero todo esto pasó hace ya diez años. No puedo dejar de compartir que este elefante... es la Troya.

Super Furry Animals Golden retriever

Super Furry Animals viene a significar “animales super peludos” y golden retriever es la especie canina que era Chewbacca (el amigo de Han cuando no está Solo). ¿Es eso? Pues ya lo he pillado. Y, puestos a decir algo, no me extraña la sesuda opinión del invitado final (sobre la visera de vinilo rojo, no acerca de la música).

Stereophonics Maybe tomorrow

¿Cómo afrontas la creatividad? ¿Esperas que llegue, de improviso, si no hoy, quizás mañana? ¿O aprovechas el tiempo del que dispones para hacer lo que esté en tu mano para que aparezca? ¿O, más todavía, surge inevitable, como una fuerza interior y no puedes hacer nada para controlarla, simplemente tratas de encauzarla? Kelly Jones —cantante, guitarrista y compositor en Stereophonics— se la encuentra por donde va. Pasa mucho tiempo en hoteles (por eso de las giras) y ha generado un orden constructivo en el que, más allá de perder el tiempo y pensar en el sexo (o practicarlo), se esfuerza en la tarea de componer. La soledad del hotel (y la itinerancia) puede ser un hábitat propicio para la poesía.

Charlotte Church Crazy chick

Viendo el minimodelito que lleva Charlotte Church en el vídeo y cómo marca el ritmo de la canción a golpe de cadera cimbreante, resulta difícil adivinar su procedencia. No viene de la iglesia (para quien haya traducido impulsivamente su apellido), sino ¡de la ópera! Era un pimpollo cuando, con 12 años, firmó su primer contrato para grabar su primer disco. Desarrolló una asombrosa carrera, pero se apeó a tiempo, antes de ser consumida por las drogas —como Joselito— o asolar el buffet —como cualquier diva que ejerza de tal—. Y, con 19 añitos, se descolgó con ese tipazo (en ese temazo). El sobrepeso y el carácter imposible pueden esperar.

Duffy Warwick avenue

Warwick avenue es el nombre de una estación del metro de Londres. Allí Duffy —nombre artístico elegido por Aimee Anne Duffy— está sentada pensativa en un taxi. El cab se pone en marcha y ella empieza a cantar. El vídeo está rodado prácticamente en toma única y, a pesar de que en un momento parece dispuesta a parar, se sobrepone y continúa. El efecto es muy sincero. De todos modos, alguien debería haber avisado a la galesa que el rimmel es el peor enemigo de una chica emotiva.

Marina And The Diamonds I am not a robot

Hija de padre griego y madre galesa, Marina Lambrini Diamandis tomó el nombre artístico de Marina and the Diamonds y convirtió en lugar común explicar que, ella era Marina y, los diamantes, éramos sus fans. Eso me convirtió en diamante (en bruto). Me encanta su voz y me recuerda a otra artista ocurrente, Kate Bush. Está claro que a ambas el estrellato les priva (y se lo merecen).

010
1965
Tom Jones
011
1968
Mary Hopkin
012
1970
Dave Edmunds’ Rockpile
013
1977
Bonnie Tyler
014
1981
Shakin’ Stevens
015
1984
Shirley Bassey
016
1988
The Darling Buds
017
1996
Donna Lewis
018
1998
Manic Street Preachers
019
2001
Feeder
020
2003
Super Furry Animals
021
2003
Stereophonics
022
2005
Charlotte Church
023
2008
Duffy
024
2009
Marina And The Diamonds


Abergavenny (1) — Marina And The Diamonds
Blackwood (1) — Manic Street Preachers
Cardiff (6) — Charlotte Church / Dave Edmunds’ Rockpile / Donna Lewis / Shakin’ Stevens / Shirley Bassey / Super Furry Animals
Cwmaman (1) — Stereophonics
Nefyn (1) — Duffy
Newport (2) — Feeder / The Darling Buds
Pontardawe (1) — Mary Hopkin
Skewen (1) — Bonnie Tyler
Treforest (1) — Tom Jones

Próxima etapa — 14/09 — Etapa 02: Glasgow (Escocia)

Estarán Franz Ferdinand, Al Stewart, Simple Minds, Travis y Aztec Camera. Y mucha más diversión.

Reserva el abono completo

Puedes hacerlo (aunque el viaje esté iniciado):

1 — Dejando un comentario en el artículo,

2 — Enviando un correo electrónico a comunsinsentido@gmail.com o

3 — En la página UK 666 en facebook (y dando un “Me gusta”).

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Siguiente etapa el viernes. Tienes tiempo hasta entonces.

      Eliminar
  2. Menos mal que nos dejas tres días, porque no me quiero perder NADA.
    Trazos

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Hay un Chema que tiene el asiento 033.

      Acércate hasta allí y mira a ver si eres tú. Gracias.

      Luego me dices.

      Eliminar

Tu comentario será bien recibido. Gracias