sábado, 14 de diciembre de 2013

Intérpretes de la realidad

El nuevo mundo, virtual en su esencia, exige una pericia inédita, constituida por una improbable combinación de una cierta capacidad para comprender el todo, desde la contemplación de una parte (alcanzar el conocimiento por la lectura de titulares) sumada a una ausencia para intuir en el tono del comentario, breve por necesidad, y adivinar intralínea la ironía y la sorna (o cómo la literalidad termina siempre imponiéndose).

*****

Un repaso a la prensa deja detalles de lo fácil que resulta malinterpretar las verdaderas intenciones de algunos protagonistas.

Es hora de acudir a:

Nomenclátor (intérprete 2.0)


"Oigo voces"

*****

“Hemos venido para quedarnos”
(Si las cosas se ponen chungas, nos daremos el piro)

“Compromiso con la calidad”
(Compramos de baratillo)

“Cumplimos con la ley”
(Exigimos que la ley cambie)

“Referéndum”
(Ultimátum)

“Deja un legado eterno a la posteridad”
(¿Quién?)

“Un minuto de silencio”
(Aplausos)

“Libre elección”
(Sin alternativas)

“Estamos mejor que nunca”
            (Peor que hace diez años)

“Lo mejor del año”
            (Mis amiguetes)

“Obra maestra”
(Publico en la misma editorial)

“Independiente”
            (Carcajada generalizada)

“Rectificación gubernamental”
            (Mismos perros, distintos collares)

“Inversión segura”
            (Batacazo a la vista)

“Brain storming”
            (Yo hablo, vosotros calláis)

“Voluntad de diálogo”
            (No quieren escucharme)

“Nunca sucederá”
            (Próximo a producirse)

“Ayer”
            (No recuerdo)

“Hoy”
            (Otro día)

“Mañana”
            (Nunca)

*****

En la despedida al líder sudafricano, tres momentos quedaron como estelares:

Obama se hace fotos con David Cameron y la primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt, en el funeral-homenaje a Mandela. Ver aquí.


Rajoy encuentra emocionante que las faustos por el fallecido se celebren en el estadio que le trae tan buenos recuerdos. Oír aquí.


Thamsanqa Jantjie siempre aseguró que él era un intérprete, no un simple traductor.


5 comentarios:

  1. Nos encontramos bajo el mundo del engaño y de lo políticamente correcto . Todo consiste en utilizar las más bellas y correctas frases para enmascarar `malas acciones

    ResponderEliminar
  2. Tú si que sabes, querido Alberto, disertar sobre las malas interpretaciones que abundan en la prensa. Abrazo.

    ResponderEliminar

Tu comentario será bien recibido. Gracias