miércoles, 4 de febrero de 2015

Nieve

Tras el parte meteorológico, se despertó en casa un cierto clima de suspense, expectantes por una copiosa nevada.



Se podrían hacer bolas de nieve. Y batallas.


Alguna idea imaginada con muñecos de nieve.












Fantásticos planes.

Todos pasan por que nieve —mucho— y que anulen la posibilidad de ir a clase.

*****

Corriendo, se abalanzan a mirar por la ventana.

— ¡Jo! ¡Tenía tantas ganas de que nevara…!
— ¿Y no nevó?
— Ni una gota.
— Dirás copos. Las gotas son para la lluvia. Cuando nieva se habla de copos.

2 comentarios:

  1. por otro blog leí eso de la nieve inesperada... dio para hacer un muñeco? salu2...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué va! Mis hijos esperaron mucha más nieve.
      Mi artículo les dejó con un gesto con un cierto mohín.

      Eliminar

Tu comentario será bien recibido. Gracias