jueves, 31 de enero de 2013

Por Amor a la Música: The Alan Parsons Project — “Eye in the sky” (1982)


Aunque el triunfo pase por la aprobación de los demás, el éxito radica en la satisfacción con el trabajo que uno considera bien hecho.

1982 — Eye in the sky


Alan Parsons era un ingeniero de sonido y productor interesado en trabajar un estilo musical peculiar (incluso para la época). Se alió con Eric Woolfson, compositor y vocalista, bajo una denominación ligeramente engañosa, que corresponde a un dúo, como eje central (y una cohorte de colaboradores, algunos fijos) y no a un proyecto individual, pese a lo que la etiqueta (The Alan Parsons Project, en adelante APP) pueda llegar a sugerir.

La música de APP está basada en el uso de sintetizadores y, en ocasiones, los temas se desarrollan en suites. Otra de las características esenciales de su propuesta es que los álbumes eran conceptuales, gravitando en torno a algún tema común. Y, por encima de todo, intentaron marcar su propio rumbo, al margen de modas y tendencias, lo que supuso que fueran imitados y resultaran de gran influencia para otros.

*****

1976 — Tales of mystery and imagination. Edgar Allan Poe

¿Cómo ambientar musicalmente la obra de Edgar Allan Poe?

“The raven”
Basado en el poema “El cuervo”.



Basado en el relato humorístico “El sistema del Dr. Tarr y el profesor Fether”.

The fall of the House of Usher (parte I / parte II)
Suite instrumental, organizada en cinco movimientos (Prelude, Arrival, Intermezzo, Pavane, Fall).
Basado en el cuento de terror “La caída de la casa Usher”.


*****

1977 — I Robot

El disco está inspirado por el conjunto de relatos cortos “I, Robot”, de Isaac Asimov.

“I Robot”

Una aportación de Asimov es haber formulado las tres leyes de la robótica:

1 – Un robot no puede hacer daño a un ser humano o, por su inacción, permitir que un ser humano sufra daño.

2 – Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entran en conflicto con la Primera Ley.

3 – Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la Primera o Segunda Ley.

Y lo que, en 1977, parecía un futuro lejano, ya hace tiempo que nos planteamos si las leyes de la robótica se están cumpliendo.


“I wouldn’t want to be like you”

El rarísimo vídeo original de la canción. Cuenta con la aparición estelar de Parsons.


Breakdown



*****

1978 — Pyramid
El álbum gravita sobre varios conceptos, todos envueltos en la mística de la pirámide, aunque de forma subyacente se encuentra el eterno asunto del libre albedrío. ¿Somos capaces de decidir nuestro destino, por nosotros mismos, o estamos pre-determinados? ¿Es el hombre libre? ¿Dónde está el origen de las supersticiones?

“What goes up”




“Pyramania”


“Hyper-gamma-spaces”



*****

1979 — Eve

Las relaciones entre parejas y, específicamente, el poderoso influjo que la mujer ejerce sobre el hombre es el leitmotiv de este disco.

Instrumental. En el vídeo se utilizan imágenes de la película de 1966 “Fahrenheit 451”, basada en el libro de Ray Bradbury (en el que los bomberos se ocupaban de quemar los libros).



“You won’t be there”






*****

1980 — The turn of a friendly card

Ahora APP centran sus esfuerzos en la suerte y el azar. La idea de que la vida es un riesgo continuo en el que hay que apostar y, en ocasiones, perder.

“May be a price to pay”
Otro raro vídeo promocional, con Parsons en los controles de un estudio de grabación y Woolfson asistiendo al proceso.


“Games people play”
En el vídeo, el cantante Lenny Zakatek, muestra su Casio CA-53W-1Z (con calculadora), recién estrenado. Parsons lleva una gorra de visera (amarilla y con cuernos). El tiempo no pasa en balde.




Fluye como un río.




¿Soy el único que encuentra rastros de Ennio Morricone?


“The turn of a friendly card (suite completa)”
La Cara B del disco original se estructuraba en una suite, con cinco movimientos. Aquí están todos. Evocamos la época en que los discos se oían completos y te dejabas perder en un flujo continuo.


*****

1982 — Eye in the sky

APP siempre mostró su atracción por Egipto. Ahora entregan su trabajo más famoso y lo hacen bajo el ojo de Horus.

“Sirius / Eye in the sky”

Está es la versión publicada en el LP, con “Eye in the sky” precedida por el instrumental “Sirius”. Para quien la oyó en un disco, “Sirius” es un preámbulo necesario. Para los demás, es un tema que se ha popularizado porque, en muchos estadios, es utilizado para calentar el ambiente mientras presentan a los jugadores (a la americana).



“Psychobabble”
Imágenes inquietantes las del vídeo.




El disco contiene referencias a “1984”, la distopía imaginada por George Orwell, en la que un ubicuo Big Brother controla todo lo que sucede. La individualidad no está permitida y, no sólo se condiciona hacia un pensamiento único, sino que, de forma más agobiante, el pasado es reformulado a voluntad. Winston Smith, el protagonista, se siente atrapado en un mundo sin esperanza.

“Eye in the sky”

Aquí está la canción que dio fama eterna a APP, una formación que trabajó en la línea más progresista de la escena pop británica (e internacional); no sólo porque se les adjudicó la etiqueta de rock progresivo, sino porque supusieron un avance con respecto a sus contemporáneos. Incluyeron el uso de sintetizadores y programadores, dándole un tono reconocible a sus trabajos. Profundizaron en el desarrollo de ábumes realmente conceptuales, estructurados en torno a una idea central que, revisando su carrera, se podría resumir en la búsqueda de la individualidad, frente a la tiranía del terror, o de las máquinas y sus creadores, o de las supersticiones, o de la influencia de las mujeres, o del azar, o del condicionamiento del destino individual por entidades que nos gobiernan a su antojo.


Y esa línea que les llevó —marcando tendencias, influyendo en otros, guiados por la intuición de lo que querían hacer, sin importarles demasiado que estuviera de moda, desarrollando planteamientos sofisticados, complicados, difíciles de asimilar, pero, precisamente por ello, duraderos— les llevó a un punto en el que su canción más sencilla, la más accesible, les garantizó un éxito que supuso, también, el inicio de su declive.

A partir de aquí siguieron publicando pero ya no eran tan innovadores como al principio, ni conseguirían ser sustituidos en el recuerdo colectivo por otra pieza que su “Ojo en el cielo”.

Tan actual, además, como un par de vídeos que me dejan sin dormir desde hace unos días.




*****

Este artículo corresponde al juego “Por Amor a la Música”, en el que (presento mis disculpas ahora por haber llegado con un día de retraso, debido a mi despiste) me tocaba iniciar propuesta. Y mi sugerencia es “Discos que contengan en la portada la imagen de UN OJO. Espero que sea interesante para todos los participantes.

25 comentarios:

  1. Espectacular el trabajo . Enhorabuena. Mi cantante favorito de los utlizados por Alan era Chris Rainbow con buenos discos en solitario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bernardo. Un gusto tenerte de comentarista activo.

      La verdad es que el trabajo de APP, en sus inicios, se muestra sólido, a pesar del paso del tiempo. Luego, las cosas se harían diferentes. O: "dieron tanto de comer al cerdo, que lo mataron de hambre".

      Saludos.

      Eliminar
  2. Buen recorrido.. lo fui a ver siempre que vino a Buenos Aires menos la última vez.. Me gustan especialmente los tres primeros del Project, después se convirtió en una formula.. como todos al fin y al cabo!.. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. Es cierto que se convertiría en una fórmula, pero la innovación estilística y conceptual que supusieron sus primeros trabajos fue extraordinaria.

      Abrazo.

      Eliminar
  3. Gran post sobre Alan Parsons, sus cinco primeros discos me encantan y donde trabajo como ingeniero de sonido o productor,siempre han sido discos enormes!Un post muy bien documentado, me ha encantado.Ahora rectifico mi post, donde ponia que no habia juego esta semana!!!Y busco un ojo!
    A+

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me excuso de nuevo por el despiste; a partir de ahora intentaré recordar mi lugar en el rondo.

      Me alegro que te haya gustado el artículo pero, con las premuras de tiempo, tuve que recortar la idea inicial, para poder entregar (con un día de retraso).

      Espero que la clave haya sido sugerente para todos.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Alberto, volver a escuchar a APP bajo tu hilo conductor es como volver el tiempo hacia atrás. Nuestra ( mi) generación ha crecido con su música. Las inquietudes e intereses intelectuales estaban representadas en esta música tan contextual...Sus LP´s eran sinfonías contínuas, por lo que siempre pensé que era música culta. Sin duda leyeron bien a Allan Poe, Bradbury, y también sobre los secretos de las Pirámides. A su vez crecieron en paralelo a Rick Wakeman, Pink Floyd,... y músicas que te hacían pensar en los misterios de la naturaleza humana a través de la incipiente música electrónica y los sintetizadores. También cambiaron la concepción de los reportajes de tv al incluir su música. Temas como May Be a price...,Lucifer, Sirius, Eye in the sky...le daban ese aire de modernidad a los informativos de actualidad. Por esta razón, tu recorrido por la discografía de APP es un poco autobiográfico. Además, todos los que hemos estado interesados en estas músicas hemos sabido evolucionar hacia los sonidos actuales, siempre con el análisis cultural y contextual inseparables. Por eso no nos vale cualquier música y somos un poco..."particulares". Te felicito nuevamente, aunque sé que para ti es fácil hacer estos resúmenes. Te sobran conocimientos y talento. Nacho San Marcos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Nacho, por tus comentarios, siempre llenos de elogios y apasionados. Es verdad que la profundidad en texturas y planteamiento es inimaginable hoy en día. La imposibilidad de apostar por un proyecto artístico al que tengas que dedicarle tanto tiempo para saborear su esencia, nos está convirtiendo en personas (más) superficiales, aunque esta es otra historia.

      Apunto que se me olvidó comentar, pero tú mencionas, el uso de los temas de APP como fondo sonoro en entradillas de programas de TV o reportajes de actualidad.

      Un abrazo grande.

      Eliminar
  5. Me fascinan estos posts multidireccionales, menudo curro Alberto, para que luego digas que si el nivel esto o lo otro. Sólo conozco algun disco en el que participó como productor, como el archiconocido Dark side of the moon. Desde luego, y a razón de las canciones que has puesto y tus razones, el señor Parsons es un genio poco reconocido y único. Ahora me pongo con lo del ojo, está el tema difícil.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chals por tus palabras. Tú me abriste una puerta, gracias al bueno de Tom Petty (que, en seguida, tendrá su día) y me estoy divirtiendo mucho desde el otro lado.

      No sé si ahora Alan Parsons es poco reconocido, pero en su momento estaba en lo más alto. Proviniente de los estudios EMI (y aprovechando el empujón hacia la experimentación y el cambio que propiciaron los Fab Four) ayudó a renovar un mundo de una forma que no tendría vuelta atrás.

      Me alegro haberte ofrecido argumentos para investigar sobre su obra.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Cosas generacionales, a los APP los escuché de niño y solo muy de vez en cuando hemos vuelto a tropezar. ¡Hay tantas cosas ahí fuera! Y si, el estilo del post mola... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el piropo M.A.V.
      Espero haber ofrecido una sugerencia provechosa.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Hola alberto. de alguna manera me has tenido que pegar el gripazo porque estoy en pleno proceso febril. ayer intente hacer un esfuerzo pero los escalofrios no me dejaban ni escribir y ttengo el post a medias. le comente a tsi si podia publicarlo hoy noche o mañana ai estoy mejor. ya veremos. siento no cumplir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por descontado, lo principal es que te mejores. Toma algún medicamento, de esos que anuncian a todas horas. Y relax (si es que puedes).

      Estoy esperando a ver qué propones, que seguro que será tan interesante como acostumbras.

      Abrazo (y lamento haber sido responsable del contagio virtual).

      Eliminar
  8. Su mejor album el primero, no obstante el I Robot,The Turn of a Friendly Card,Eye in the Sky y Pyramid son buenos tambien.Mi cancion favorita:I Wouldnt Want to be Like You con ese toque funky poco usual en ellos.Muy buen articulo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro que te haya gustado.

      Y gracias por dejar tu comentario.

      Eliminar
  9. No conocía los temas de los anteriores, pero los del álbum Eye in the sky mucho. Me deslumbraron sus radicales cambios de ritmo, la imprevisión del final en sus temas, el uso continuado de distintos instrumentos de percusión que descolocan en un principio para luego marcar con precisión los pasos de la canción; cómo permite que una orquesta entera ceda el protagonismo, por unos instantes,a instrumentos solistas que destacan porque suenan con profundidad.
    Eye in the sky sin Sirius se queda absolutamente cojo, y viceversa. Oir Sirius en los programas televisivos me deja con el caramelo en la boca. La guitarra es espectacular, así como el bajo. Psicobable se caracteriza por combinar la melodía con sirenas y trompetas que anuncian lo peor con tal realismo que es como si te encontraras en medio de un bombardeo sin saber a dónde ir. Children of the moon me atrajo muchísimo porque consigue que una melodía surja de una maraña de arritmias armonizadas, para morir al son de trompetas y tambores.Éstos preceden el lamento de un coro de voces que, dentro de su suave melodía, languidecen y te privan de toda esperanza. El alma se queda encogida por unos segundos, para relajarse y disfrutar de Gemini, en un intento de no querer saber más del terrorífico mundo que nos rodea. Old and wise es una canción para disfrutar con los ojos cerrados, recorriendo buenos recuerdos y mirando al futuro con un sentido de reparación. El saxo es increíble, acompañado de una orquesta en la que predominan los instrumentos de cuerda , dando igual protagonismo a chelos que a los violines y violas, lo que permite dar más profundidad al instrumento de viento. Es una pena que suene al final de la canción, perdiéndose sus acordes más emotivos.
    Eye in the Sky es un álbum que merece ser recordado.
    Un saludo Alberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un comentario lleno de apuntes que dejan entrever que es un disco al que le dedicaste tiempo, de esa forma que se perdió con el paso al CD y la incorporación del botón [next]. Aquella forma, que hoy parece tan antigua, en el que echabas una tarde para oír un único disco, una y otra vez y otra vez y otra vez...

      Y, aunque parecía que no le ibas a coger el tranquillo, de repente, zas, estabas atrapado; todas las sutilezas del disco cobraban sentido y te cautivaban de forma definitiva, tras haber realizado un esfuerzo que, con el tiempo, descubrías que merecía la pena.

      Me alegro que hayas vuelto y que dejes un comentario como éste.

      Un saludo, Trazos.

      Eliminar
    2. Sabes demasiado ¿dónde tenías oculta la cámara? ;)

      Enhorabuena por la elección del tema, Alberto, me parece interesante y elegante para vuestro juego.

      Eliminar
    3. La explicación al lugar en que estaba oculta la cámara la da APP (es el leitmotiv del disco).

      Mi sabiduría la argumentas tú, cuando traduces un tema para convertirlo en el muy sugerente "psicobable" que seguramente será, no puede ser de otro modo, "un psicólogo que hable en asturiano". [Creo que lo incorporaré a mi portfolio personal de definiciones].

      Y, "at last, but not least", gracias por aprobar el juego.

      Saludos.

      Eliminar
  10. Berto, ¿y las introducciones de Vincent Price (creo), leyendo los poemas de Poe en Tales?.
    Y como video, cuando la MTV mataba a la estrella de la radio, don't answer me sin duda arrasó. Una pasada de video con animación tipo cómic.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro tema que engancha, de melodía suave a pesar de que el ritmo a lo largo de toda la canción lo marcan unos redobles de tambores, y la intervención del saxo que pone los pelos de punta.

      Gracias por recordárnoslo Alberto.

      Eliminar
    2. Alberto:

      La lectura que mencionas apareció en el remix que, en 1987, supervisó el propio Parsons, aunque el narrador era Orson Welles, no Vincent Price. Se producía (a modo de prefacio), antes de los primeros cortes de cada cara: "A dream within a dream", en la A y antes del "Preludio" que abre la suite "The fall of the House of Usher".

      En cuanto a "Don't answer me", que efectivamente tuvo un videoclip ambientado como si fuera un comic (http://www.youtube.com/watch?v=ALC7kt6iUHY); se incluyó en el disco de 1984 "Ammonia avenue" y el repaso que yo quería hacer de APP terminaba en el disco analizado, "Eye in the sky". Además del apuntado, la discografía se completa con "Vulture culture" (1985), "Stereotomy" (1986) y "Gaudi" (1987), aunque esa es, definitivamente, otra historia (que también debería ser contada).

      Gracias por el apunte que hace que el repaso se complete. Espero que repitas asomándote por aquí.

      Un saludo.

      PD - Trazos está más contenta (me alegro mucho por ello).

      Eliminar
  11. The Alan Parsons Project, ocupa un cuarto lugar en el sitial de mis grupos favoritos, a decir verdad resume mi pasión por la música desde lo progresivo, pasando por el rock y llegando al pop. Pese a que coincido que "Eye in the Sky" es su obra cumbre, no puedo dejar de lado los álbumes que le siguieron. Me gusta mucho el "Vulture Culture", una oda al sonido pop de los 80s. La producción y composición, muchas veces formuladas, no dejan de tener un cierto embrujo y aquel que escucha por primera vez un álbum completo necesitará indagar más allá y disfrutar hasta de las canciones menos conocidas. Fue una verdadera pena que el dúo se disolviera al llegar los 90s, pero era necesario, el Proyecto ya estaba fundido y no había más que aportar, algo así como la frase “spent force” de Roger Waters con respecto a Pink Floyd. Aunque Alan Parsons prosiguió en su intentona con al menos 4 discos más (de regular para arriba), nunca logró revivir las glorias del pasado pero mantuvo su nivel siempre por encima de muchos contemporáneos (pese a no reflejarse esto en las ventas). Alan Parsons y su banda estuvieron por mi país el 2005, fui a verlos tocar en vivo, disfruté de sus mejores canciones (aunque me hubiese gustado que el concierto durara más) y salí satisfecho, no era la banda legendaria pero los músicos que lo acompañaban eran profesionales y a su modo reproducían nota por nota las canciones de los discos. Sería excelente que Alan Parsons pudiera grabar la continuación del “Eye in the Sky”, hoy día se lo precisa, el rock prácticamente no existe y se necesita un cambio de timón, el más que nadie podría hacerlo. Saludos y sigan disfrutando del Proyecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Javier por tus palabras.
      Se me ocurre preguntar quiénes son los que ocupan el podio por delante de APP.

      Gracias.

      Eliminar

Tu comentario será bien recibido. Gracias