martes, 13 de marzo de 2012

Ley de Gresham

“Cuando en un país circulan simultáneamente dos tipos de monedas, ambas de curso legal, y una de ellas es considerada por el público como ‘buena’ y la otra como ‘mala’, la moneda mala siempre expulsa del mercado a la buena, pues los consumidores prefieren ahorrar la buena y no utilizarla como medio de pago”.

"En equilibrio" Foto: Bohman

La gente actúa como si considerara a las ideas como monedas.

8 comentarios:

  1. Es mejor disfrutar y aprovechar de las buenas, esas son las que realmente hacen que tu vida "valga" y merezca la pena.

    (Edu_Isla)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy plenamente de acuerdo contigo. Hay que ser generoso con las buenas ideas y compartirlas con los demás.

      Gracias por tu aportación.

      Eliminar
  2. El dinero es una energía y hay que hacer que circule porque de esta manera generará beneficios para todos. Igual ocurre con las buenas ideas.Debemos hacer que circulen para provocar líneas de pensamiento en la sociedad, cambios positivos, etc.
    Guardar o esconder estas dos riquezas sólo sirve para estancar el desarrollo de una sociedad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nina:

      Estoy más de acuerdo en cuanto a las ideas. No tengo, por el contrario, demasiado claro si el dinero es una energía o qué. En realidad, surgió para facilitar el desarrollo de las actividades en sociedad, pero su fin [ser moneda de (inter)cambio] era aportar valor a las actividades, no adquirirlo "per se".

      En fin, me quedo con la idea de "provocar líneas de pensamiento en la sociedad, cambios positivos".

      Gracias por ser un estímulo para conseguirlo.

      Eliminar
    2. Alberto: Míralo de ésta forma.
      Energía del dinero:(ejemplo simple que a veces son los mejores porque explican muy bien lo que uno quiere transmitir):

      Tú decides salir a comer con unas cuantas personas que pueden ser familiares/amigos/personas de tu entorno laboral/gente que consideras interesante aunque no las conozcas mucho, todos mezclados. Invitas tú.
      En ésta comida surgen conversaciones de todo tipo y unos se comunican con otros. En ésta reunión es casi seguro que intercambiarán tarjetas, números de teléfono, etc. Uno tiene una empresa que tiene justo lo que otro buscaba, hay un profesor de matemáticas y otro buscaba justo uno para su hijo,otro trabaja en una empresaque le interesa mucho a otro/a comensal, etc. De ésta reunión, gracias a tí y a que "circulaste" tu dinero,las personas (aunque solo sea una)en la mesa o alguien que conoce de su entorno, va a recibir un beneficio de algo, si no en el momento, con el tiempo. El dinero aquí genera el dinero ...y a la vez saca tal vez a alguien de un apuro, hace que un negocio funcione mejor, lo cuál beneficia el bien estar de una familia,unos empleados,saca del desempleo a alguien, etc alegra y anima,.....
      En éste sentido quería decir (obviamente hay ejemplos más complejas)que el dinero es una energía.
      Un beso
      Nina

      Eliminar
    3. Nina:

      Entiendo perfectamente el ejemplo y, si me permites, lo voy a adaptar para mis propios propósitos.

      1 - Puedo invitar a mis amigos a otra actividad que no suponga una inversión monetaria por mi parte. Puede servir una comida en el campo en el que, cada uno, lleve cosas que se pondrán para comerlas en común. Un picnic campestre, vaya. Todas las interacciones que vienen después en tu descripción funcionan de la misma manera, sin que yo haya tenido que hacer ninguna inyección económica (al margen de comprar los ingredientes y la ropa y el calzado y todo eso). Es evidente que no podríamos funcionar sin dinero, pero no lo es tanto que el dinero sea el motor que mueve el mundo.

      2 - En el ejemplo que tu pusiste la verdadera energía que funciona es tu intermediación. Supongo que has asistido a muchos eventos como el descrito y habrás visto que el factor determinante de que fuera un éxito no estribaba en la "pasta" que hubiera puesto el anfitrión, sino la capacidad de hacer (del responsable final de que sucediera) que los invitados se mezclaran e interactuaran de forma provechosa. Esa es la energía importante y no el dinero.

      Si, es un suponer, tuviera que mandar a mis hijos al extranjero para que aprendieran idiomas, no buscaría el centro que me costara más dinero, sino la persona que supiera dinamizar las situaciones que se presentaran (las previstas y las que hubiera que improvisar sobre la marcha) de la manera más útil para ellos.

      Imagino que ahora me habré explicado un poco mejor.

      Un beso.

      Eliminar
  3. ¿Y qué me dices de la falsa moneda que de mano en mano va y ninguno se la queda?.
    ¿No te parece que es lo que precisamente está pasando con muchas de las falsas ideas que los partidos, los tertulianos -por llamarlos algo- y algunos malos periodistas nos cuelan todos los dias?.
    Aquí tienes una: hace dos días, con el recuerdo de la catástrofe de Fukushima, una noticia recogia que el expresidente Japonés, responsable de la gestión de la catástrofe, había barajado evacuar Tokio si el riesgo nueclear aumentaba.
    Esto es lo que Wikipedia sabe de la población de Tokio querido amigo:
    El centro de Tokio, con sus 23 barrios, ocupa un tercio de la metrópoli, con una población cercana a los 8.340.000 habitantes; esta área es lo que se conoce internacionalmente como la ciudad de Tokio. Su área metropolitana posee 36 millones de habitantes (2011), siendo la mayor aglomeración urbana del mundo.

    ¿Evacuar 36 millones de habitantes?, ¿de dónde salió esta idea? ¿es verdadera? y si es verdadera... ¿este expresidente cobra como expresidente?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ed:

      Me gustan las provocaciones y acepto la tuya con gusto.

      Si la moneda va de mano en mano, no te preocupes que, en cuanto pase por el banco, algo se va a quedar seguro.

      En cuanto al comentario sobre la noticia: olvidas que, cuando pasó lo de Fukushima, la respuesta de evacuación de CUALQUIER responsable político en situaciones similares sería:

      1 - evacuo (en mis pantalones)
      2 - evacuo (mi cerebro a la fuga)

      Así, ¿cómo quieres respuestas sensatas?

      Nunca podrás distinguir a un presidente de un expresidente (sin fijarte en la cohorte que le rodea).

      Gracias por provocar.

      Eliminar

Tu comentario será bien recibido. Gracias