jueves, 25 de abril de 2013

Nomenclátor — Low cost


En un futuro próximo, el comercio local habrá dejado de existir.

Permanecerán las tiendas de las grandes cadenas multinacionales, vendiendo el mismo género en cualquier sitio del orbe, extendiendo una uniformidad humillante. La excusa se encuentra en la deslocalización y la búsqueda del emplazamiento más barato para todas las unidades de su cadena de producción y distribución.

Y quedarán también los zocos de baratillo que los emigrantes organizarán como eje de su convivencia en el extranjero, amparándose en que la globalización permite el flujo de personas, dinero y mercancías, sin el control derivado del cobro de aranceles.

“Saldos”

"En el mercadillo me siento a gusto" Foto: Herederos de Rowan

En asuntos de altos vuelos, se refiere a los que evitan decir, de una vez, el precio final que supone el servicio contratado, cobrándolo de poco en poco, fragmentadamente; en la práctica, una manera entretenida de eliminar la ansiedad que produce estar encerrado con otros doscientos como tú.

“Cacahuetes, refrescos, periódicos, sandwiches, ¿le apetece algo?”

*****

Nomenclátor

Una sección que, sin coste añadido, Común Sin Sentido pone a disposición de sus lectores y seguidores.


Dos por uno.

Low cost en tu barrio / Low cost en tus vacaciones.

Que bonito visitar Bruselas y ver las mismas tiendas de alimentación árabes, o los mismos Kebab, que en Lavapiés.



16 comentarios:

  1. Odio las Grandes Superficies

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me molesta que se conviertan en la única opción.

      Eliminar
  2. Estamos tan embutidos en grandes anglismos y masificación que a veces no nos paramos a pensar que cualquier palabra puede ser utilizada, en mayor o menor medida, para atraer posibles negocios, clientes o futuros clientes.
    Hay que puntulizar, ¡ah! y en respuesta a lo que dijo "Anónimo" .....¡Viva el pequeño comercio!
    It´s the best!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi tardanza en responder ha sido una tremenda descortesía. Otros asuntos me han tenido ocupado. Iré poniéndome al día.

      Juan Ángel, la búsqueda de nuevos negocios o clientes es buena. En ocasiones los métodos que se emplean son ligeramente arteros. La estrategia que cada cual empleé para ser certero, corresponde a su exclusiva responsabilidad. Y son los clientes los que deben valorar, más allá del precio, o de la calidad, o del servicio, los proveedores que prefieren.

      En cuanto al uso de anglicismos: estamos en una época tan poco estimulante que se ensalza al que habla sin que se le entienda (sin llegar a decir nada).

      Un saludo

      Eliminar
  3. Hay una nueva palabra...un término nuevo....GLOCALIZACION....y ya está en marcha este concepto en España, sobre todo en las empresas que deben trabajar codo codo con el extranjero y los extranjeros. Tendrán éxito en sus negocios quienes lo ponen en marcha. Es la GLOBALIZACION...porque es que sin darnos cuenta nos han globalizado y parece que mucha marcha atrás no podemos dar. Se trata de ser global pero cultivando el respeto a las diferentes culturas y formas de ser y de hacer negocio de las empresas LOCALES de cada país. Glocalización. Por supuesto es más complejo que mi descripción…pero lo encuentro muy interesante el concepto. Y necesario.
    Re: los anglicismos: Personalmente no me gusta que aquí se utilicen cuando en español tenéis algo igual o mejor de descriptivo y efectivo.

    Re: Los pequeños comercios. Hace muchos años ya que vinieron los grandes supermercados y los grandes Centros comerciales para hundir al pequeño comercio. Creo que ya Alberto tocó este tema hace tiempo. Pero, me estoy dando cuenta de algo que está pasando en Europa.En GB se oye mucho y en Francia también. La gente se está volviendo muy HEALTH CONSCIOUS :) Conscientes de su bien estar y salud y cada vez más se busca calidad en las compras, sobretodo en la alimentación y piensan que lo encontrarán mejor en el pequeño negocio (y tienen razón). También la gente comenta cada vez mas que echan de menos “el toque personal” de los comercios pequeños, el contacto con el vecindario, etc. La gente, me parece, poco a poco están volviendo a las tiendas pequeñas. Y ya por razones políticas/económicas se encuentran a muchas personas en Internet,(artículos,entradas)y algunas pancartas por las calles, reclamando/pidiendo que volvamos a defender el pequeño negocio porque se están arruinando a causa de este infierno de las impersonales, grandes superficies. Ojalá.

    Yo ya lo hago,todo lo que puedo, les he hecho caso y me encanta ir a las tiendas, las pocas que hay aquí en Madrid….y es verdad, la calidad es muchísimo mejor y algunos tenderos lo saben y saben muy bien atraer al público, es un espectáculo en la frutería “Luis” de Majadahonda.
    Defended lo vuestro españoles!Hay que renovarse y crecer pero no es necesario que sigaís a "lo Americano" No tienen nada que enseñarnos aquí en Europa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea que describes corresponde (creo entender) a un principio que está en la base de la implantación del pensamiento único, a nivel mundial. Es, en esencia, "piensa globalmente, actúa localmente".

      Si te soy sincero, querida Nina, es la idea más perversa que se me puede ocurrir: tratar de someter a toda la humanidad a un mundo sin elecciones. La distopía más desoladora que puedo imaginar.

      El tema del comercio local ya se trató, en efecto, y está enlazado al principio del artículo. Más no puedo añadir sobre ese asunto (se trataría de una insistencia repetida).

      Quizá la preocupación de que este nuevo sistema, absolutamente desigual, ha concentrado la riqueza y ha extendido la pobreza (la económica, pero también la basada en las ideas o en los valores).

      Hoy estoy un poco cabizbajo...

      Eliminar
  4. En la parte de editar en tu blog, donde por cierto, lo paso muy mal, porque casi nunca logro entrar a la primera ( ni a la tercera)...tan complicada es kleer las letras...HOY he entrado a la primera, convencido que no lo haría..Las palabras a copiar eran Producing Redplop (o sea: produciendo caca roja)!
    Un beso
    Nina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leído ahora suena como una señal premonitoria...

      Sólo espero que fuera para los todopoderosos y los estúpidos y no para ti, que te empeñas en compartir tus ideas de forma tan generosa.

      Un beso.

      Eliminar
  5. Mierda de Globalización!!, nos pensamos que lo tenemos todo, que hay que tenerlo todo, que no estamos a la última, que no vamos a las tiendas que va a todo el mundo....¿Y ese placer de andar por los cascos antiguos de ciudades como Valencia, Barcelona, Madrid, Castellón, Teruel, etc,... y encontrarte con tiendecitas que jamás hubieses pensado que estaban ahí. Esos olores tan característicos, esos 'dependientes' caseros, los de toda la vida que saben de verdad de lo que habla y lo que te ofrecen...

    Esto está más que perdido...¡simplemente porque nos cuesta llegar más al centro que a las grandes superficies ubicadas 'al lado de mi casa'.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta la descripción que haces en el primer párrafo. Apunta visitar Oviedo y te daré un par de recomendaciones para visitar algunos establecimientos que conozco.

      En cuanto a la proximidad: yo vivo en zona urbana, en el centro de Oviedo. Supongo que tú vives en el extrarradio y por eso te sale más a cuenta ir a una Gran Superficie. Aunque creo que el problema es de mayor calado, porque tengo la impresión que hay mucha gente que acude a esos grandes centros, aún a pesar de vivir en una ciudad.

      No sé.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Es una pena que estén desapareciendo esas pequeñas tiendas que llevan consigo cierto aire de familiaridad. Cada vez que me hago más mayor me gusta menos este sistema. Abrazo, my friend.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Johnny: Nos vamos haciendo mayores.

      Si tienes tiempo, échale un vistazo al artículo sobre el "comercio local" que dejé enlazado al principio de este post. Explica lo que nos están haciendo perder. Creo que te interesará. Ya me dirás.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. No olvidemos dada la crisis actual que comenzemos cual Usa-itas a vender nuestras menos preciadas poseesiones a las puertas de nuestras casas o en ferias de barrio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa historia de chamarileros, que tanto he visto en películas y series de TV, consiste básicamente en que las cosas cambian de sitio; más que se produzca una verdadera revolución.

      Para los que vivimos en ciudades se inventan, además, reglas restrictivas que impiden a los (pequeños) comerciantes sacar el género y exponerlo a los viandantes. Un verdadero despropósito.

      Saludos.

      Eliminar
  8. Si nos ponemos a pensar, resulta increíble hasta dónde podrían llegar las grandes empresas por conseguir los precios más baratos. De momento, explotando a niños en África. ¿Qué será lo próximo?

    Saludos desde Espacio cultural.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La respuesta es sencilla: explotarlos aquí (y así se ahorran los costes de envío).

      Eliminar

Tu comentario será bien recibido. Gracias