viernes, 17 de enero de 2014

Repostería

En un pis-pas, con el martilleo incesante de la TV —que emplea como arietes a Divinity y el Canal Cocina— hemos pasado, en nada, de las madalenas caseras a los homemade cupcakes.


"Las conoces de toda la vida. Ellas nunca han f@llado"

"El mundo al revés. ¿Serías capaz de comerte a Triki?
Seguro que sabe a trapo"

Con menos de un mes antelación para la llegada del gran día —si has decidido ser valiente y animarte, preparando a tu chica una muestra de tus artes culinarias como aliciente para hacerla caer en la tentación—, pongo en tu conocimiento lo que los especialistas ya saben, aunque pueda ser noticia para ti, en tu condición de aspirante a nuevo experto:

“Emplear la canela, el clavo, la nuez moscada, el jengibre y el cardamomo (o el clásico chocolate) conocedor del efecto especial que provocan, a sabiendas de lo ‘llambionas’ que son algunas, para intentar rematar la faena con un poco de ‘frosting’, es grotesco e increíblemente antieconómico”.

*****

Antes de nada, echa cuentas.

Plan A:

"La nueva Thermomix, especial dulces"

Amasadora KitchenAid Artisan — 500 €
¿Hace falta que siga?

Plan B:

Docena de madalenas caseras — 2.50 €

*****

(Endulza tu vida, con todo el cariño, a precios razonables)

*****

Y vale, sí, Alma Obregón es muy mona y eso:

Regálale el libro.

2 comentarios:

  1. Y todo eso contando con que seas un mañas en lo culinario y varias pruebas antes de que salga bien. Todo para una receta de bizcocho de la abuela. lo de la fiebre de los Cups es una pasada una locura todo por una madalena que a mi me gusta sencilla con su azúcar por encima ummm voy a decirle a mi abuela que se deje de colores y use su tiempo en media docena más

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con retraso, que se me pasó: ¿qué tal fue todo?

      Eliminar

Tu comentario será bien recibido. Gracias