lunes, 6 de enero de 2020

Las 25 mejores canciones de 2019

Una selección musical puede organizarse atendiendo a diferentes criterios.
Y conseguir que resulte excitante y variada.
Para unos resulta esencial, el género o la procedencia.
Pero la mayoría coincide en dar prevalencia al formato.
Las listas de “lo mejor” suelen ser listas de LPs.

Común Sin Sentido, en atención a su espíritu acrítico y no alineado, organiza desde 2015 una selección anual de las mejores canciones. Hasta ahora se despachaba en dosis de 250, que es un número adecuado para no exceder de 5 Gb y facilitar su intercambio. Este año, en una muestra de contención que agradará a seguidores habituales (si son coherentes con comentarios pasados), la lista se limitará a 25.

Las 25 mejores canciones de 2019



¿Por qué canciones y no LPs?

Por un sentido histórico

La vuelta a los orígenes.
Olvídate de lo que te han estado contando hasta ahora: todo empezó con los singles. Las listas de ventas eran las de las canciones más programadas (en la radio). En la radio se ponen canciones. Si te gustaba una canción (y eras un tipo raro; de los que no se conformaba con oírla cuando quisiera el DJ), te comprabas el single (que iba en la cara A). La cara B era otra canción que venía de regalo. Muchas veces no la escuchabas, pero, si estabas ocioso y tenías ganas de curiosear, le dabas la vuelta al disco y, en algunas (muy contadas) ocasiones, la canción que sonaba molaba mucho. Puede que hasta más que la de la cara A. Una de esas sorprendentes rarezas que producen una enorme alegría. Pero, recuerda, alguien se había comprado un single porque quería guardar esa canción en su colección. Quería tenerla disponible para escucharla siempre que le apeteciera. Esta es la esencia del negocio discográfico: personas extravagantes que no se sometían al arbitrio de tener que escuchar una canción que alguien, un programador (seguramente untado: el escándalo de las payolas es simultáneo al inicio del rock&roll) decidiera poner en un momento determinado.

Por un sentido práctico

Un LP es una colección de canciones.
Es necesario admitir que no todos los artistas tienen un ritmo de producción que les permita entregar una docena de canciones al año. Es necesario admitir que no todos los artistas tienen la calidad suficiente para entregar una docena de canciones que merezcan la pena. Es necesario admitir que, con toda probabilidad, el tipo que compra discos (el que quiere coleccionarlos) prefiera elaborar su propia colección seleccionando la docena de canciones de artistas diferentes.
(((Los que preparaban cassettes recopilatorios saben de qué hablo))).
Si has aceptado los argumentos precedentes, aceptarás que determinadas docenas de canciones preparadas por otros (un LP) merecen la pena, pero no siempre. Al cambiar el formato del single al LP, las compañías discográficas estaban tratando de hacer un negocio a cambio de nuestra transigencia: escuchabas una canción que te gustaba y te comprabas una docena, pagando por todas y cada una de ellas. Puede que te gustaran y la compra mereciera la pena, pero había dejado de ser un regalo. Habías pagado por una docena cuando tú sólo buscabas una.

Por un sentido pésame

El soporte físico ha muerto.
Algunas personas mantienen comportamientos atávicos en los que prestan atención a los objetos. Gente que frecuenta anticuarios, tiendas de segunda mano, librerías, rastrillos callejeros o sótanos empolvados y llenos de telarañas. Sujetos que revuelven en cajas; que dedican espacio en su casa a archivar antiguallas; que muestran idolatría por formatos caducos y otorgan valor reverencial a términos viejunos en fase terminal: vinilo, retro, vintage...
Sujetos que, pese a su declaración de intenciones, mantienen activa su conexión a un sistema de reproducción en streaming, que escuchan desde su smartphone, adictos a su sistema de sugerencias personalizadas alimentadas por un algoritmo que consultan todas las mañanas o cada vez que cambia su estado de ánimo.
Yo no quiero eso. No me gusta eso. No me apetece que un programador (etéreo) al que pago con mi suscripción, me condicione lo que debo oír.
Quiero buscar y seleccionar yo mis canciones.
Mi suerte es disponer de un montón de amigos que se empeñan en remar a su ritmo (a veces contracorriente) y alimentan blogs (esos reductos de libertad) en los que sugieren cosas que me interesan y me permiten coleccionar las canciones que me gustan.
Debo nombrar (y seguro que olvido alguno) a: Bernardo de Andrés, JJJ, Jose Navas, Mr. Outside, Edu Chinaski, Midas, josanpero, Carmen Sariego, Addison de Witt, Pepe Prieto, Ricardo Villegas, Joserra Rodrigo, Nikochan, Ángel González, Tonha Da Silva, Jordi Salles, Chals Roig, Don Guzz, Miramar, Carmen Serrano, Juanjo Frontera, Savoy Truffle, Pupilo, Fernando García, Laurent Berger, FTR, Jesús Cierzo, Carlos Tizón, DETYS, Mariano, los Jalifax, ...
Gracias a todos. Sois mis camellos.

*****

Las líneas precedentes no son (exclusivamente) un disclaimer.
No estropearé mi argumentación afirmando que la selección es transitoria, que mañana podría cambiar, que obedece a criterios personales, que su orden no es taxativo, que se presentará de forma inversa, que remito a una reseña previa...
Todo el tiempo que he empleado en seleccionar esta lista tan (re)molona (con certeza la más tardía) la convierte en clásica. Es un desafío que te lanzo si has llegado hasta aquí leyendo. Deja de hacerlo y ponte a escuchar.
En algunos casos (cuando hay videoclip disponible) también podrás ver.

Verás cómo mola.

*****

1 // Billie Eilishbad guy
WHEN WE ALL FALL ASLEEP,
WHERE DO WE GO?
Los Angeles, California (USA)

*****

La indiscutible triunfadora del año.
Pese a que acaba de cumplir 18, se muestra sorprendentemente madura.
Y es un índice para mostrar tu propia madurez si, gustándote la música desde que eras un crío, rechazas la que hacen ahora los jóvenes que, no hace falta darle demasiadas vueltas, está destinada a chicos de su edad, no a viejos como tú y yo.
Piensa si suenas como aquellos viejos que criticaban a Elvis, a los Beatles —o a cualquiera que hayas admirado cuando empezaste a aficionarte a este asunto del demonio— y que te resultaban tan despreciables entonces.
Por lo demás, la canción es jodidamente buena.
Eso hace que sea conocida por todos.
No es sólo marketing.
Es una canción jodidamente buena.
La mejor del año.



Es difícil mantenerse joven

*****

2 // Tim MoxamGoodbye, Already
Marlborough Hall
Toronto, Ontario (Canada)

*****

Hay algo inherente a la elaboración de listas.
Mejor todavía: al hecho de hacerlas públicas.
No es exclusivo de las listas, por descontado.
Se encuentra en la esencia del deseo de exponer aquello que haces.
Está conectado con la imagen que quieres proyectar.
Habiendo evitado toda mi vida el análisis de los anhelos ajenos, sólo puedo remitirme a los propios y debo confesar que abordo las listas como una forma vanidosa de alejarme de obviedades. Nada me resulta más satisfactorio que compartir algo que no conoce nadie. No incluyo a amigos con mucha más densidad de conocimientos que yo mismo, pero, excluyendo a BdA (y los Moxam), ¿cuántos habían oído antes a Tim?
Una canción excelente.
Perfecta.



Predilección por las cosas sencillas

*****

3 // Santero y Los MuchachosAlgo Más
Rioflorido
Valencia (España)

Miguel Ángel Escrivá, Joseman Escrivá
Soni Artal, Pau García-Serra

*****

Rock reposado.
Dicho por ellos:
“Canciones de carácter tranquilo y reposado con la intención de otorgar elegancia a las melodías con la fragancia de los sonidos de distintas épocas”.
Dicho por mí:
“Me hago mayor y prefiero la melodía al ruido”.
Y quiero seguir escuchando música en español, por mucho que haya escasez de oferta.



Música en español

*****

4 // The Teskey BrothersHold Me
Run Home Slow
Melbourne, Victoria (Australia)

Jos Teskey, Sam Teskey, Brendon Love, Liam Gough

*****

La simplicidad de su propuesta sorprende muchísimo. En realidad, parece que han descubierto que, en la percusión, es dónde se encuentra la esencia del ritmo.
Palmas, pies; cualquier forma es buena para marcar la cadencia de la canción.
A quienes los conocemos —“Pain and Misery”, de su segundo disco Half Mile Harvest, fue la mejor canción de 2017 para CSS— ya no sorprende que sean australianos y blancos. Ni que su música sea actual, porque, quienes están llenos de prejuicios, nos dicen que suenan como si fueran estadounidenses negros de hace más de cincuenta años. Eso es lo que realmente sorprende: que haya quienes mantengan firmes las cadenas del prejuicio que, trato de no olvidarlo, no se orienta hacia lo que se es, sino hacia lo que se puede ser.



Auténtica naturalidad

*****

5 // LizzoCuz I Love You
Cuz I Love You
Detroit, Michigan (USA)

Melissa Viviane Jefferson

*****

Excesiva, desvergonzada, reivindicativa, flautista, provocadora, divertida, activista.
El mundo del espectáculo se ha rendido a los pies de su inmensa furia. Yo también, claro.
Lizzo ha triunfado con su tercer trabajo.
Es la artista con más nominaciones a los Grammys.
Su falta de tapujos (siempre está espléndida) hace que brille en el tema que titula el disco.
Y, sobrada como está de talento, gana en las distancias cortas.



Torrencial

*****

6 // Griffin HouseMighty Good Friend
Rising Star
Springfield, Ohio (USA)

*****

“Una estrella ascendente”. Quizá parezca inapropiado para un artista que lleva 15 años en el negocio y ha publicado 12 discos de estudio. Pero es también el título de la canción que abre el disco, que habla de alguien que, como él, lo deja todo para ir a Music City (Nashville, ya sabes) y está a punto de conseguirlo; el éxito (entendido como el reconocimiento ajeno) siempre está tan cerca y hace que otras cosas queden al margen. Ahora, casado, padre de dos niñas, sobrio, es consciente de que su ascenso es un ascenso lento. Músico a tiempo parcial, comparte con otros músicos su tiempo y su talento para componer canciones. En ésta, su colega Brian Elmquist le echó una mano. En la versión del disco se oyen a las niñas corretear de fondo. Quizá esa sea una forma diferente (y más valiosa) de entender el éxito.



Rock, amigos y familia

*****

7 // The Painted HorsesSpokane
The Painted Horses
Santa Cruz, California (USA)

Denys Kozakis & Jon Payne (y amigos)

*****

Cuatro años ha tardado Kozakis en dar continuidad a su debut: Ponderosa Pines.
La espera ha merecido la pena.
Un disco que, sí, huele a caballo y a recién pintado.
Una mezcla encantadora.



Caballos pintados

*****

8 // Robert EllisFucking Crazy
Texas Piano Man
Houston, Texas (USA)

*****

Cuarto disco de un artista que crece en cada trabajo.
Ahora, desinhibido y provocador, concienciado de querer ser el nuevo Elton John, se viste de blanco y planta su piano en medio del desierto.

“Estoy jodidamente loco. Sabes que es cierto. Lo sabes desde que me conoces. No te comportes como si fuera una novedad. No sé cómo dejar de actuar como un chiflado. Gritando como un animal encerrado en una jaula.
Estás como una cabra. Me trastornas por completo. Algunos días suenas tan feliz, y otros pareces tan triste. Nunca sé cómo vas a estar. A veces creo que estás peor que yo.
Estamos completamente locos. Perdidamente enamorados. Me dan ganas de desgarrar el mundo en dos. Perdí el contacto con la realidad. No hay nada que pueda hacer, porque estás chiflada y yo estoy loco por ti.”.



Elton in Texas

*****

9 // Calexico / Iron & WineFather Mountain
Years to Burn
Tucson, Arizona (USA) / Chapin, South Carolina (USA)

Joey Burns, John Convertino, Jacob Valenzuela
Martin Wenk, Scott Colberg, Sergio Mendoza

Sam Beam

*****

Y tras haber publicado juntos un EP en 2005, 14 años después vuelven a juntarse.
Gran noticia, claro.



Deseado reencuentro

*****

10 // Andrew BirdSisyphus
My Finest Work Yet
Lake Forest, Illinois (USA)

*****

Decimoquinto disco de estudio, desde su debut en 1996.
“Su trabajo más hermoso, hasta el momento”.
La portada recrea “La muerte de Marat”, cuadro pintado en 1793 por Jean-Louis David.
Sísifo es el protagonista del mito griego condenado a subir una piedra que caía cuando llegaba a lo alto de la montaña, reinterpretado en 1942 por Albert Camus.
“Prefiero fallar como un mortal que flaquear como un dios”.



Sísifo: un autónomo con pedigrí

*****

Southern Gentleman
Slapout, Alabama (USA)

*****

¿Para qué contar la historia de Dee White si en el (334) 605-8373 te la cuentan?
Haz clic en el enlace, no te cortes.
Le acompaña la gran novedad del country femenino.



El hombre con las orejas doradas

*****

Shades of Blue
Nashville, Tennessee (USA)

*****

De su página en Facebook:
“Danny Worsnop canta canciones que suelen hablar de la vida. Piensa también que las biografías son una pérdida de tiempo y energía”.



Dos por uno

*****

13 // The Sensational Barnes Brothers
It's Your Life
Nobody's Fault But My Own
Memphis, Tennessee (USA)

Chris Barnes, Courtney Barnes

*****

Tennessee es el estado de las tres estrellas: Knoxville (al este), Nashville (la capital, en el centro), Memphis (al oeste). Dos de ellas viven en una rivalidad permanente. Si la capital era blanca y adinerada, Memphis era negra y pobre. Tenía el consuelo de tener más población, pero ya no les queda ni eso: ahora Nashville es más grande.
De entre los restos de una ciudad que se derrumba, llena de historia y música que la empapa, el disco de debut de estos hermanos reconforta el ánimo. Está marcado por la reciente muerte de su padre, Calvin ‘Duke’ Barnes, que colabora en una de las canciones del disco y les anima a “seguir haciendo lo que estéis haciendo, pero que sea bueno”. Su madre, Deborah, era hija de James L. Gleese, fundador de la Misión de Beale Street (una de las calles más musicales del mundo) y, durante una breve etapa, fue también una Raelette, miembro del conjunto de vocalistas que acompañaban a Ray Charles.
Música evangélica: esperanza para la recuperación.



Gospel/Blues

*****

14 // J.S. OndaraAmerican Dream
Tales of America
Minneapolis, Minnesota (USA) [Nairobi (Kenia)]

Jay Smart Ondara

*****

Nació en Nairobi (Kenia) y, cuando pudo, se fue a USA: ahora vive en Minneapolis.
Su disco de debut recoge los Cuentos de América, el deseo de emigrar y escapar de la pobreza: el “sueño americano”.
La mejor muestra de un cantautor folk, negro, desde Tracy Chapman.
En el videoclip de su primer single todavía no se atreve a mostrarse.



From Nairobi to Minneapolis: choque cultural (y térmico)

*****

15 // Durand Jones & The Indications
Too Many Tears
American Love Call
Bloomington, Indiana (USA)

Durand Jones, Aaron Frazer
Blake Rhein, Kyle Houpt, Steve Okonski

*****

Cierro los ojos y pienso en el inicio de la carrera de The Impressions, cuando eran conocidos con el preludio de Jerry Butler &. Butler era un artista enorme y tuvo mucho éxito en solitario (“sólo el fuerte sobrevive”), pero la voz (un falsetto sobrecogedor) de Curtis Mayfield quedaba eclipsada. Su talento y energía tardarían más en deslumbrar, pero su fulgor es imperecedero.
Descubro con retraso (es su segundo disco) que esta banda formada mientras estudiaban en la Universidad de Bloomington, en Indiana, guarda el secreto de que, siendo Durand negro, The Indications son blancos. Y que el batería, Aaron, es el que tiene esa delicada voz que me recuerda tanto al grandísimo Curtis.



Curtis Mayfield alive! & white!!!

*****

16 // Shawn LeeWichita
Rides Again
Wichita, Kansas (USA)

*****

Escucha a Gandalf contando su historia.



El retorno del mago

*****

17 // Gabe LeeEveline
Farmland
Nashville, Tennessee (USA)

*****

Mi amigo Navas dice que es el resultado de Bob Dylan + Ryan Adams + Jason Isbell.
Una fórmula difícil de superar.



Folk/Country/Americana/Singer-Songwriter

*****

18 // Ewan CurrieI'd Like to Live in California
Out of My Mind
Toronto, Ontario (Canada)

*****

Debut en solitario del líder de The Sheepdogs y mitad de BROS (junto a su hermano Shamus).
La canción expresa un deseo universal, cumplido este verano por Kawhi Leonard, que dejó los Raptors (a los que había hecho campeones) para fichar por los Clippers, que van camino de dejar de ser el equipo más pequeño del Estado Dorado.



Go West

*****

19 // The DelinesHolly the Hustle
The Imperial
Portland, Oregon (USA)

Amy Boone, Willy Vlautin, Sean Oldham
Freddy Trujillo, Cory Gray, Tucker Jackson

*****

Colfax (2014) fue un maravilloso disco de debut de una banda que amalgamaba artistas que colaboraban en otros conjuntos de Portland (Richmond Fontaine, The Decemberists). Tras un segundo disco más endeble, al año siguiente, se sabía que estaban trabajando en una tercera entrega. Las noticias de su demora fueron alarmantes: Amy (vocalista principal) había sufrido un grave accidente de tráfico. Su recuperación facilita la publicación (el 11 de enero) del primero (en orden cronológico) de los grandes discos del año.
La sensibilidad con la que Amy canta la trágica historia de Holly, una chica huérfana a los trece años, alcohólica a los dieciséis, muerta no se sabe cuándo ni dónde tras haber cumplido diecinueve, convierte la canción en uno de los momentos más tristes, pese a que Amy es delicada y respetuosa, apenada por no haber podido ayudar a la bulliciosa Holly.
Una exquisita muestra de retro-country-soul.



Delicadeza imperial

*****

The Hurting Kind
Loretto, Tennessee (USA)

*****

JPW había publicado un disco cuando se apuntó a un taller de composición musical en Nashville. Como parte de uno de los ejercicios los participantes fueron asignados para trabajar por parejas y, cosas del azar, le tocó hacerlo con Joy Williams, una mujer que había publicado cuatro discos de música cristiana y deseaba expandir sus posibilidades. Lo cierto es que el invento funcionó tan bien que decidieron trabajar juntos y fundaron un dúo al que llamaron The Civil Wars.
Tuvieron éxito. Mucho. Ganaron cuatro Grammys.
Pero Joy quería más. Publicar más, actuar más, acelerar el ritmo.
Y se separaron en 2015.
En 2019 publicaron sendos discos en solitario, casi al mismo tiempo. Que JPW esté aquí (y Joy no) corresponde a que la aportación de Lee Ann Womack (una mujer que reverencio) hace de su colaboración un momento sublime, que refuerza la creencia de lo satisfactorio de los esfuerzos compartidos.
Y no estoy hablando sólo de música.



JPW + LAW: mejor juntos

*****

21 // The Cactus Blossoms — Got a Lotta Love
Easy Way
Minneapolis, Minnesota (USA)

Jack Torrey, Page Burkum

*****

Los amantes de las armonías vocales buscamos referentes en esta pareja de músicos con raíces que entregan su tercer trabajo; siempre salen los mismos, porque la cuenta empieza en The Everly Brothers y sigue por Simon & Garfunkel.



Armonías vocales y raíces

*****

22 // Sean McConnellAlien
Secondhand Smoke
Nolensville, Tennessee (USA)

*****

Tiene 34 años y es su 13º disco de estudio: publicó el primero con 15 y, ahora, afirma que “a medida que la gratificación instantánea se convierte en norma y la certeza se emplea como armadura, elijo la paciencia y la ambigüedad cuando se trata de mí mismo. Agradecer las fronteras borrosas es una señal de madurez que muestra tu mayor experiencia vital. Es saludable romper tus límites”.



Afán explorador

*****

23 // Jesca HoopRed White and Black
STONECHILD
Santa Rosa, California (USA)

*****

Octavo trabajo (incluyendo el que hizo junto a Sam Beam) de una favorita.
El disco es (según palabras de la propia Hoop en su web) “un proyecto de compasión, lleno de luz, lleno de oscuridad, lleno de corazón, alimentando la esperanza. Un disco para los amantes de las canciones, para los amantes de la voz femenina y para aquellos que buscan un mundo más amable, más tolerante y equilibrado”.
Un disco para mí.
El videoclip, dirigido por su amiga Elia Petridis, es una verdadera aventura



Fascinante

*****

24 // Jesper LindellWhatever Happens
Everyday Dreams
Estocolmo, Suecia

*****

El disco de debut de este sueco de 26 años es una inteligente mezcla de rock, folk, blues & soul.



Subsidiario sueco de Stax

*****

25 // Reed FoehlRunning Out of You
Lucky Enough
Pownal, Vermont (USA)

*****

La música tiene un componente catárquico.
Para el oyente es una fuente de evasión.
Para el compositor supone un foco de atención en el que centrarse, lo que ayuda a canalizar las experiencias vividas.
El quinto disco de Foehl se demoró un decenio. En 2014, cuando se dirigía a Nashville para continuar con su carrera de cantante y compositor, recibió una llamada de su madre: “tengo un linfoma”. Lo dejó todo y estuvo con ella hasta su deceso en julio de 2017. Volvió a escribir. Y quiso hacer un muestrario de música americana.
Para grabar el disco contó con The Band of Heathens, el conjunto de dos de sus colegas: Ed Jurdi y Gordy Quist.
Siendo escritas en días oscuros, las canciones transmiten optimismo y gratitud.
La catarsis había vuelto a funcionar.



Levántate y continúa

*****

Fueron #1:

2018 – Rosalía: Malamente
2017 – The Teskey Brothers: Pain And Misery
2016 – Justin Timberlake: Can't Stop The Feeling!
2015 – City and Colour: Lover Come Back

*****

Hay una clara mayoría de músicos USA entre los elegidos.
Veinte son de allí.
Dos canadienses, un grupo español, uno australiano y un sueco.
Ninguno del Reino Unido.
Resulta sencillo encontrar explicación a esa querencia: un programa de radio.
Y una escena rica, diversa, abundante.
Es casi una metáfora.

*****

Bola extra (si has llegado hasta aquí mereces premio):
Si estás interesado en conseguir las 25 canciones, házmelo saber.
Si quieres la selección de 250 (como otros años), házmelo saber.
Si estás obsesionado con las recopilaciones y te gustan las colecciones como los caballos (grandes), sigo preparando una. De momento tiene 379 canciones (de otros tantos artistas diferentes).
Si te interesa, házmelo saber.

Indica la referencia: Normal / XL / XXXL

*****

Publicado el día de Reyes de 2020

9 comentarios:

  1. es usted un conservador que empieza a fijarse en la calidad de la produccion de una forma obsesiva (para mi santero y los muchachos es un grupo correcto pero que va de refilon con mucho apoyo de discograficas intentando que sean los fito de los grupos nuevos... pero ya sabe usted que yo soy mucho más transgresor y por eso me duele más)
    Buena y correcta cosecha.

    ResponderEliminar
  2. Por ejemplo: nacional, calidad y un punto de modernidad... https://youtu.be/s3B4ZQX4n04 ( aunque el disco de Mucho es francamente interesante: https://youtu.be/ag_KbtLsNR8 )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apunto a Blanco Palamera, un gran descubrimiento.

      Gracias.

      Eliminar
  3. Excelentísima lista. La mejor que yo he leído en mucho tiempo. Con argumentos contundentes sabiendo separar el grano de la paja y alejado de todo carácter sectario. Como si hubiera salido del túnel del tiempo. De aquella época, hace unos pocos años, en la que hubo unos "pioneros" a quienes yo echo de menos todos los días y cuyos nombres conoce todo el mundo. De cuando la red estaba rodeada de talento de verdad.

    Muchas gracias por el regalo de Reyes.

    Salud, amigo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias
    Te lo hago saber.
    Estoy interesado, te lo hago saber

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si he sabido seguir el rastro, tendrás algo en tu correo.
      Si no es así, vuelvo a intentarlo de otra forma.

      Gracias.

      Eliminar
  5. Vaya tela, cuantos discos por descubrir. Imperdonable por mi parte que se me haya escapado reseñar el de Andrew Bird, uno de sus mejores discos. Me alegra ver a Ondara en otra lista. Muy buen playlist se queda.
    Mis mejores deseos para Común sin sentido, para ti y para los tuyos.
    Saludos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que parte de la lista es tuya; tu ruta es alimento esencial para mí.

      Gracias.

      Eliminar

Tu comentario será bien recibido. Gracias