lunes, 21 de mayo de 2012

La independencia

Nadie es independiente. Como animales sociales, nos relacionamos con otros y, en nuestras relaciones, influimos en los demás, mientras somos influidos.

Ésas son las condiciones ineludibles.

Hacemos que los demás hagan y ellos hacen que nosotros hagamos.

"Voy" Foto: Ozyman

Nuestra modulación es, interpersonal, en un entorno plural:
Somos porque estamos.


Asumido esto, se debe matizar a qué se refiere la independencia (que no existe como valor absoluto).

Es la capacidad de defender la autonomía y la libertad de criterio, aceptando la disciplina debida.

Es asunto esencial el entendimiento razonado de lo que significa el deber y se comprende, pues, que la disciplina se construye como una cuestión de orden —al ser una necesidad social—.

Independencia es no necesitar preguntar quién dijo qué, para sentirse capaz de mostrarse de acuerdo (o en desacuerdo) con lo que se ha dicho.

Resulta tan infrecuente que, a menudo, se la desprecia porque no se la (re)conoce.

"Estoy" Foto: jmtimages

La independencia es el último reducto de la libertad.


Libremente acepté un ofrecimiento que, generosamente, se me hizo.
Aquí está el resultado.

14 comentarios:

  1. Es verdad.Nos gusta pensar que somos independientes, individualistas,libres -pensadores pero en realidad aunque intentamos no ser influenciados, controlados por otros en cuanto a la conducta,la opinión,pensamiento o acción, es muy difícil lograr no depender de alguien/algo para la existencia, la ayuda y el apoyo.

    Por mucho que nos gusta declarar que somos independientes, la realidad es que somos gregarios y necesitamos los unos de los otros.

    Me gustaría que fuera verdad: De Stephen Covey. " Cada ser humano tiene cuatro dotes:comprensión de uno mismo, voluntad independiente, conciencia e imaginación creativa" Estas nos dan la mayor libertad humana...el poder de escoger,responder y cambiar.
    Al menos lo intento todos los días.
    Un beso,
    Nina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que nos movemos en un margen estrecho que va desde la necesidad de la inclusión y la pertenencia hasta la búsqueda de la propia identidad.

      Es un difícil equilibrio y debe renovarse a diario. Eso es lo que hace tan meritorio tu intento (que me consta que lo es).

      Un beso

      PD - Espero haber cumplido bien el encargo.

      Eliminar
    2. Oh, Mas que bien!
      Un beso

      Eliminar
  2. Pues sí, me ha gustado mucho, y estoy plenamente de acuerdo

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que dentro de esa globalización controlada, mediatizada y llena de totalitarismos, hay una porción, como los parques de las grandes ciudades, en los que te refugias buscando esa paz, armonía, relax, intimidad e independencia;si puede ser con un bocata y una bebida refrescante,je,je.... lejos del mundanal estrés que te infringe lo hacer cotidiano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La globalización está descontrolada, aunque está completamente mediatizada y, en efecto, busca un objetivo totalitario.

      Los escritos distópicos (de los cuales te supongo lector) evocan esa búsqueda (curiosamente en la naturaleza, en muchos casos) de un alejamiento del control.

      Te imaginé como a Winston Smith, comiendo un bocadillo en el Campo.

      Eliminar
  4. Sí, muchas veces no somos conscientes ni de lo que influímos en los demás ni de todo lo que influyen en nosotros, y actuamos sin tenerlo en cuenta convencidos de que nuestro paso por la vida es anónimo si nos lo proponemos. Y nos sorprendemos al descubrir que aquel día que saliste de incógnito tuvo consecuencias más o menos acertadas en determinadas personas; o cuando te replanteas las prioridades en tu vida únicamente movido por la coherencia en el actuar de alguien que ni sospecha que es observado.
    Necesitamos nuestra independencia de pensamiento, de movimiento, que se respete nuestra intimidad, que podamos expresar nuestra opinión sin exasperaciones; pero también necesitamos no sentirnos solos, que nos apoyen, que alguien defienda posiciones distintas a las nuestras que amplíen el horizonte de nuestro pensamiento.
    Considero vital sacar un tiempo para ir a nuestro refugio, como dice Juan Angel, en el que pararnos y escuchar el silencio o, mejor, el murmullo de las ramas de los árboles, leer, sopesar hacia dónde nos dirigimos, pensar en uno mismo y en los demás, respirar profundamente, y en definitiva crecer hacia dentro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé. Supongo que cada uno es un mundo y habrá quien quiera que su paso sea anónimo. También hay quien reconoce la importancia de la influencia y quiere (eso intenta, al menos), dejar huella en los demás (y en el mundo). Lo que sucede es que más pasar desapercibido que lo contrario.

      En cualquier caso, una reflexión que ha dejado profunda huella en mí (y que valoro muy positivamente, desconociendo quién la dejó).

      Eliminar
  5. "Independencia es no necesitar preguntar quién dijo qué, para sentirse capaz de mostrarse de acuerdo (o en desacuerdo) con lo que se ha dicho."
    para mi esa es la frase que me gusta más
    un saludo alberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Anabel.

      Me gusta despertar tu interés (y te muestras, siempre, llena de inquietud).

      Un saludo.

      Eliminar

Tu comentario será bien recibido. Gracias