domingo, 1 de julio de 2012

Vintage


La moda, ese concepto inspirado en las mujeres, que muta y que cambia y que trata de estar en permanente movimiento. Lo que está de moda, dejará de estarlo. Lo que se pone rápidamente de moda, pronto estará desfasado.

Es lo que conlleva estar pendiente de lo efímero.

"Clásico" Foto: Brandon Christopher Warren

La moda se deja guiar por ciclos; todo vuelve. Primero, lo hace como tendencia emergente y, antes de convertirse en una antigualla, vive un nuevo esplendor al catalogarse como vintage.

¿Qué es vintage? “Término empleado para referirse a objetos o accesorios de calidad que presentan cierta edad, [...] no pueden aun catalogarse como antigüedades”.

¿Etimología? “La palabra inglesa proviene del anglo-normando ‘vintage’”.

¿Cómo se pronuncia? “La palabra inglesa se pronuncia internacionalmente, transliterado al castellano, víntich. En Francia tiende a utilizarse la pronunciación afrancesada, que se transcribiría como ventásh. En España se ha popularizado una pronunciación sui generis: vintash”.

*****

Es el equivalente a retro o clásico.

Para documentar este artículo se ha utilizado algo tan chic como la wikipedia.

2 comentarios:

  1. La moda, sí, todo vuelve y por eso la mujeres no tiramos la ropa...ªpara cuando vuelve", tenerlo ya en nuestros armarios. Sin embargo, cuando vuelve, los diseñadores son tan listos que NUNCA vuelve IGUAL, siempre hay algo diferente, en la línea, largura, etc...así que tu prenda no queda igual y te ves forzada a gastar dinero comprándote la nueva prenda.
    Dentro de lo que se supone es VINTAGE, hay que tener cuidado con lo que nos intentan vender, en ropa sobretodo. Existe el Purist Vintage,realmente prendas originales,únicas y después el THRIFT Vintage que son las prendas u otros artículos que son meras reproducciones, mas baratas que se venden en los almacenes y tiendas de moda.
    Saludos
    Nina

    ResponderEliminar
  2. Las modas cambian. A veces pensamos que somos inmunes a ellas, porque creemos que tenemos nuestro propio estilo, pero no hay más que mirar fotos de uno mismo, de años atrás, y descubrir aquello que antes llevábamos y nos parecía tan moderno que, visto ahora, nos hace ruborizar.

    En mi caso, vistas las fotos de cuando era (más) joven, recuerdo cuánto me gustaban las gafas redondas. Dentro de unos años, las gafas rojas cuadradas que llevo ahora, estarán absolutamente "demodé" y mis hijos no harán más que reírse viéndolas.

    En fin...

    ResponderEliminar

Tu comentario será bien recibido. Gracias